El costo de transportar vino en camión es 82% más caro que por tren

Enviar un pallet en camión cuesta $ 1.309, mientras que por vía férrea es de $ 718. Este es un factor determinante en la pérdida de competitividad de los vinos argentinos. El debate por la infraestructura necesaria y los costos.

Desde hace varios años que el tema logístico está siendo analizado y las diferencias de precios de trasladar vino vía tren y camión han sido puesto en el tapete de diversos Gobiernos. Sin embargo, este tema aún no encuentra solución.

Al analizar los datos duros, se llega a la conclusión que una inversión en transporte férreo debería ser la clave para que los costos de los sectores agrarios, y principalmente el vino, sean menores y competitivos con los productos del resto del mundo.

Para evidenciar este fenómeno, el Observatorio de Economías Regionales de Acovi realizó un informe con el fin de analizar los costos de transporte para el caso del vino, haciendo una comparación entre el transporte terrestre en camión y en ferrocarril.

De aquí se desprendió que el costo por transportar vino vía terrestre es 82% superior al valor estimado para la tarifa ferroviaria o dicho de otra forma, la tarifa por transporte de carga es casi el doble que la del ferrocarril.

De este modo, es que desde el informe infieren que a pesar de que una bodega podría ahorrarse casi el 50% de costo en tarifa si se optara por transportar el vino vía ferrocarril, “la realidad parece marcar que esta forma de transporte no es la elegida por el sector vitivinícola para transportar sus productos. Factores de este proceso deben ser varios, uno de ellos podría ser que la logística, agilidad y trazabilidad que tiene el sistema de transporte por camiones no es el mismo que para el caso del sistema ferroviario”, mencionan desde la entidad.

Patricia Bullrich

De hecho, Carlos Iannizotto, de la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas (Acovi), que reúne a 5.000 productores, contó que en su caso en particular, “sólo el 3% de nuestra producción la despachamos por ferrocarril las segundas marcas con precios que oscila entre los $ 20 y $ 25”.

José Alberto Zuccardi, bodeguero y director de la Unión Vitivinícola Argentina, contó que en su caso en particular, todos sus productos son enviados por camiones y sólo una vez lo hicieron en tren, pero la experiencia no fue buena por lo que decidieron continuar como lo venían haciendo.

Es que según explicó, los tiempos del ferrocarril son muy largos, “por lo que la optimización en este sentido no hizo volver atrás, a pesar de que en costos podía implicar gastos menores”.

No obstante, el directivo de la UVA consideró que este es un tema que la región debería resolver ya que “la logística y sus costos actúan como un factor limitante. A la hora de llegar al mercado es un factor de pérdida de competitividad”.

Asimismo, señaló que en el caso de los vinos más económicos, el costo que incide en una caja es mayor, “por lo que prácticamente no se puede absorber y menos competir”, remarcó.

“Es una lástima, el ferroviario es un servicio que si estuviera bien construido tendría un flujo de carga de relevancia. Hoy las bodegas casi no lo usan, más allá de que es más económico que el camión”, apuntó Juan Carlos Pina, de Bodegas de Argentina.

Costos en detalles

En Argentina practicante no se utiliza el transporte por ferrocarril. Según datos de la Asociación Argentina de Logística Empresaria, en base al informe de Acovi, el 93% de la producción argentina se traslada vía terrestre mediante el transporte tradicional de cargas y sólo el 5% se hace por vía férrea.

Específicamente en el caso del vino, el despacho de carga vía ferroviaria es más restringido aún. Según datos que cita el informe en base a la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), durante el 2016 sólo se transportaron 11.801 tn de vino de un total de 10.600.597 tn en total por el transporte ferroviario, representando menos de un 1% de las toneladas transportadas.

De este volumen vínico, prácticamente la totalidad fue por las vías que administra el operador estatal Trenes Argentinos Cargas y Logísticas, que abarca con redes a la Mendoza. Este operador, que transporta principalmente productos alimenticios y manufacturas, ha transportado en el año en curso (datos hasta julio) 720.937 tn, siendo el vino el 1,6% de lo transportado por este operador.

En cuanto al precio de este servicio, para el operador en cuestión, la tarifa media por tonelada para el mes de julio se ubicó en $ 377 por tonelada transportada con una distancia media de 631 km recorridos, mientras que en enero se ubicó en $ 265 con una distancia media recorrida de 587 km.

Es decir que la tarifa media ha sufrido un incremento de casi más de un 40%. Estimando en base a estos cálculos, una tarifa acorde a la distancia Mendoza-Buenos Aires de un recorrido de 1.200 km, da como resultado una tarifa de referencia de unos $ 718.

Contrariamente, se observan tarifas más altas en el caso del transporte tradicional de carga. Para el caso del sector vitivinícola, la tarifa “plana” por un contenedor de vino y entregarlo en el Puerto de Buenos Aires, sin operador logístico y sólo contemplando el viaje de ida, asciende en promedio a $ 20.000.

Mientras que si se tarifa por pallet (considerando una carga de 168 cajas de 6 botellas de vino cada caja, siendo vino de media gama) la tarifa aproximada ronda los $1.500/ $1.800. Los incrementos en este sector están básicamente liderados por los dos componentes más sensibles del transporte de carga terrestre, que son los rubros combustible y mano de obra.

Los precios de este servicio han subido más de un 30% en lo que va del año.

Es aquí, que Acovi hace una reconversión del peso de pallet a toneladas, estimando que un pallet con la carga descripta pesa alrededor de 1.260 kg, es decir 1,26 toneladas, compara que en el caso del vino, si se transporta vía terrestre el costo es de $1.309; mientras que en transporte ferroviario es de $718. Es de esta comparación que salta la diferencia del 82%.

Argentina y sus desventajas logísticas

El costo de exportar un contenedor, en el caso argentino, es de U$S 1.770 mientras que el promedio mundial se ubica un escalón más abajo, en U$S 1.560.

Sudáfrica se asemeja a los costos argentinos, siendo de U$S 1.830 y Brasil supera ampliamente a la muestra seleccionada, ubicándose en U$S 2.323 por contenedor exportado.

En línea con este estudio, la Fundación Ieral admite en el informe de Acovi que “uno de los grandes desafíos consiste en la reducción de los costos logísticos y de exportación, donde la Argentina rankea mal en las comparaciones internacionales”.

Sostiene que los costos logísticos representan entre un 4 por ciento y un 25 por ciento del valor de planta de una muestra de productos regionales, siendo los gastos en puerto y los fletes internos terrestres los dos componentes más importantes de este rubro.

Según estimaciones privadas para el sector vitivinícola, el costo de fletes y despachos se ubica entre el 5% y casi el 10% como porcentaje de las ventas, según sea el tamaño de la bodega y si comercialice en el mercado interno o externo.

Es decir que de cada 100 pesos que vende una bodega, entre $ 5 y $ 10 pesos se pagan por la logística de colocar los productos.

A su vez hay otros componentes que afectan considerablemente al sector logístico haciendo que las tarifas sean altas y que se impida competir con otras regiones. Como el caso de la estructura impositiva, que según empresarios del sector de transporte de carga terrestre, ronda el 37% de los costos, a diferencia del promedio de Latinoamérica que ronda el 22%.

Otro elemento de peso que infla los costos es el combustible, el cual ha sufrido un aumento de más del 30% durante el año en curso y el costo laboral del sector, marcado por un fuerte gremial.

Fuente:http://www.losandes.com.ar/article/el-costo-de-transportar-vino-en-camion-es-82-mas-caro-que-por-tren