LOS HEBREOS NO FUERON ESCLAVOS EN EGIPTO

El antiguo testamento es el resultado de años de manipulación y diversos consensos sobre los textos originales, por supuesto muchas veces por presiones políticas.


La verdad por detrás de la Bíblia, segun las últimas investigaciones históricas.

Segun la Historia oficial, formulada principalmente desde las informaciones contenidas en el Antiguo Testamento, el pueblo hebreo habia sido esclavo del faraón  de Egipto, y  logró escapar gracias a las Plagas mencionadas en la Bíblia. Todos conocemos la historia de Moisés dividiendo las aguas del mar, etc, etc…pero que sucedió en realidad? Como fueron a parar en Egipto los hebreos? Emigraron simplemente para ser esclavos? Sabemos que el pueblo hebreo se habia establecido en Ur donde habia sido bien recibidos por los sumerios. Veamos lo que realmente sucedió:

En 1800 aC. el panorama del Cercano Oriente era asi: Mesopotamia habia conocido el apogeo de la ciudad de Mari hasta su conquista por el amorrita Shamsi Addad, quien ya gobernaba Asiria desde hacía algunos años. Desde 1810 aC Rim-Sin de Larsa era el rey más poderoso de Sumeria. Cuando Rim-Sin derrota una poderosa coalición, de la cual Ur hacia parte, la estabilidad de la región se tambalea, todos esperan el gran choque entre Rim-Sin y Shamsi Addad. Al mismo tiempo, el rico reino egipcio entra en guerra civil. En 1805 había muerto el faraón Amenemés IV sin dejar heredero masculino, el trono fue ocupado por su hija Sebekneferuré que no era aceptada por el pueblo y la élite sacerdotal. Eso condujo a una guerra civil que fraccionó el país, la autoridad del farón desapareció, hordas kassitas se apoderaron de las fortalezas egípcias en Palestina.

Durante cuarenta años la anarquia dividió el país, las desprotegidas tierras fértiles del bajo Egipto siempre habían sido un tentador botín  para los pueblos semitas nómadas del desierto. Al no encontrar oposición, estos grupos  comienzan a entrar en Egipto a partir de 1760 aC.  Esta época es conocida como el Segundo Período Intermedio egípcio, el reinado de las 13ª y 14ª Dinastías. Más o menos en 1770 aC Abraham había conducido a los hebreos hacia Ur, fueron bien recibidos porque la ciudad necesitaba de brazos para su defensa. Los hebreos permanecerán casi un siglo en esta ciudad, y alrededor de 1660  se unirán a los numerosos grupos que se dirigen hacia las tierras fértiles del bajo Nilo, todos esos grupos tenían en comun su raza semita y posiblemente hablaban idiomas similares.  Poco a poco se fueron instalando en el delta del Nilo, en una silenciosa invasión pacífica.

Los egipcios al principio no dieron importancia a los colonizadores, a quienes denominaron de Hicsos. Entre 1760 y 1660 los invasores levantaron la fortaleza de Avaris, capital del feudo hicso. Después de un siglo, los hicsos se sentian suficientemente fortalecidos, entonces el hicso El-Welid es proclamado faraón em 1669, provocando una guerra contra el faraón de Menfis. Los egipcios contaban con un ejército pequeño y desmoralizado por la larga guerra civil,  la victoria fue fácil para los hicsos. En 1660 El -Welid saquea Menfis y proclama la 15ª Dinastía egípcia. La noticia de esa victoria aumentó la migración semita hacia Egipto, fue en ese momento que los hebreos abandonaron Ur para dirigirse hacia el delta del Nilo, que parecia ser la Tierra Prometida, un territorio fértil de abundantes recursos naturales.

El nuevo faraón hicso Apopis, coronado en 1659, los recibió amigablemente, al igual que a todas las tribus semitas que formaban el reino hicso, nombrando secretarios a los hebreos José y Jacob. Hacia 1650, Egipto se encuentra dividido en dos reinos enemigos: los hicsos de Avaris y el faraón egipcio Sekenenree-Táa, que gobierna desde Tebas. A esta altura los egipcios ya han adoptado todas las novedades militares introducidas por los semitas: el carro de guerra más veloz, la caballería, la cota de malla y el arco más potente. Compuesto principalmente por guerreros nubios, el nuevo ejército del faraón de Tebas era muy diferente del ejército egipcio derrotado cien años antes. Entonces, un fenómeno natural muda el curso de la Historia: en 1600 una serie de terremotos castiga el Mediterráneo oriental y Egipto, originando el temor supersticioso entre las diferentes culturas, y los hicsos no fueron una excepción. A ello se agregó un año de pobres cosechas, que fue hábilmente aprovechado por el Clero egipcio para levantar al campesinado y la población egipcia contra sus señores hicsos. Al desastre natural se sumó la guerra civil en el Bajo Egipto. Fue la oportunidad que aguardaba el faraón de Tebas, que aprovecha la confusión lanzando una poderosa ofensiva que derrota a los hicsos.

Al mismo tiempo, más al norte, en Siria, los hititas atacan a los semitas, denominados por ellos de “hurros, hurritas o Khurrutis”, la Biblia menciona estos episodios que marcan la decadencia semita, denominados como “las Plagas”. Colocado a la defensiva en dos frentes, el imperio semita es derrotado. Los terremotos habían sido precursores de una gigantesca erupción volcánica  en la isla de Thera, en el Egeo, de graves consecuencias. El poderio naval cretense resulta destruido, el enorme tsunami arrasa las costas del Mediterráneo oriental.  El desastre fue completo, los semitas derrotados  fueron obligados a abandonar Egipto, entre ellos, los hebreos, conducidos por Moisés. Algunos historiadores relacionan el episodio de la separación de las aguas por Moisés, con el fenómeno que sucede al aproximarse un tsunami, haciendo las aguas retroceder. Al parecer ese retroceso del mar favoreció el pasaje de los hebreos en una de las muchas lagunas conectadas con el mar, existentes en la región. Poco después las tropas egípcias no tuvieron la misma suerte, atrapados por la violenta ola del tsunami.

Esa es la verdadera Historia, relatada por historiadores y arqueólogos. Los hebreos no fueron esclavos que lograron escapar del faraón. Ellos fueron conquistadores que huyeron para no ser esclavizados por los egípcios. La Biblia, una vez más, nos presentó una versión deformada de la realidad.

Fuente:http://rubenygua.wixsite.com/books/single-post/2014/09/13/LOS-HEBREOS-NO-FUERON-ESCLAVOS-EN-EGIPTO