Demandan a Jim Carrey por la muerte de su exnovia

El conocido actor estadounidense niega las acusaciones de su implicación en la muerte de su exnovia y afirma que la denuncia es un intento de “aprovecharse de él”.

Danny Moloshok Reuters

El intérprete estadounidense Jim Carrey ha sido denunciado este lunes por negligencia en la muerte de su exnovia, Cathriona White, de 30 años, que murió el pasado septiembre por una sobredosis de sustancias, supuestamente facilitadas por el actor.

El texto de la denuncia, presentada al Tribunal Superior del condado de Los Ángeles (California), sostiene que Carrey adquirió presuntamente sustancias bajo un nombre falso Arthur King y se las suministró a su exnovia.

Además, la acusación realizada por el marido de White, Mark Burton, mantiene que la estrella de Hollywood dio las sustancias a White a pesar de que sabía que la mujer era “propensa a la depresión y que previamente había intentado quitarse la vida”. Asimismo, la demanda indica que Carrey supuestamente habría intentado encubrir “su implicación y culpabilidad en la muerte de White”.

Por su parte, el famoso actor negó las acusaciones de manera contundente en un comunicado emitido después de que conociera la denuncia. “No toleraré este intento desalmado de explotarme a mí o a la mujer que amé. Los problemas de ‘Cat’ empezaron mucho antes de que la conociera y, tristemente, su trágico final estaba fuera del control de cualquiera”, afirmó Carrey. El interprete agregó que espera que “pronto la gente deje de intentar sacar provecho de esto y la deje descansar en paz”.

Fuente:https://actualidad.rt.com/actualidad/219208-demanda-jim-carrey-muerte-exnovia


JIm Carrey Denuncia Existencia de los Illuminatis en Vivo vídeo completo


Jim Carrey provoca la polémica por un comentario crítico con las vacunas

El actor acusa a gobernador de California de querer “envenenar” a los niños

Un mensaje de Jim Carrey crítico con las vacunas ha desatado la polémica en Twitter. “El gobernador de California dice ‘sí’ a envenenar más a los niños con mercurio y aluminio en las vacunas obligatorias. Este fascismo corporativo tiene que parar”, ha escrito el actor en su cuenta personal en la red social, donde tiene casi 15 millones de seguidores. El mensaje, lanzado esta madrugada y que acumula ya más de 1.500 retuits, es un dardo contra la decisión de California de aprobar una de las leyes de vacunación más duras de EE UU, que prácticamente elimina la posibilidad de que los padres puedan decidir no inmunizar a sus hijos.

A ese primer mensaje han seguido varios tuits más, en los que el actor ha intentado explicar su postura. “Dicen que el mercurio que hay en el pescado es peligroso, pero obligar a nuestros niños a que se lo inyecten en el tiomersal [un conservante que se utiliza en algunas vacunas] no tiene riesgos. ¿Tiene eso algún sentido?”, abundaba. El mercurio, incluso en cantidades pequeñas, puede afectar al desarrollo infantil, según la Organización Mundial de la Salud, pero el organismo ha explicado que no hay pruebas de que la cantidad de tiomersal utilizada en las vacunas suponga un riesgo para la salud.

Carrey ha repetido que no es antivacunas, sino “anti-tiomersal y anti-mercurio”, y ha acusado de “corrupto” al Centro de Control y Prevención de Enfermedades de EE UU, que asegura que ese compuesto conservante no se encuentra en prácticamente ninguna de las vacunas que se ponen a los niños. “No pueden solucionar un problema que ayudaron a generar”, ha escrito en otro mensaje. “Es demasiado arriesgado admitir que estaban equivocados sobre el mercurio y el tiomersal”.

El actor ha aprovechado también la polémica para enlazar hasta tres veces a la página web del documental Trace Amounts, apoyado por Robert F. Kennedy Jr, que pide que se elimine este conservante de las vacunas. “Miradlo y juzgad por vosotros mismos”, dice en otro tuit. “Si realmente os importan vuestros hijos, lo haréis. Es impactante”.

No es la primera vez que Carrey se pronuncia sobre el tema. El actor se unió a la cruzada antivacunas cuando fue pareja de Jenny McCarthy, que tiene un hijo al que diagnosticaron autismo y durante un tiempo culpó a las vacunas de ello.

Fuente:http://elpais.com/elpais/2015/07/01/estilo/1435738380_702345.html