Gómez Centurión dijo ante el juez saber de personas que hablaban en su nombre en la Aduana

El suspendido titular de la aduana se presentó en los Tribunales Federales de retiro con la intención de que el juez Ariel Lijo le tomara declaración indagatoria como imputado. El magistrado rechazó la pretensión, aunque sí lo escuchó en una exposición oral.

Gómez Centurión se presentó en los tribunales federales de Retiro junto a sus abogados Hugo Wortman Jofre y Alejandro Perez Chada y en un primer momento pidió entrevistarse con el juez para que le tome declaración indagatoria como imputado, pero el magistrado rechazó la pretensión por considerar que aún están en curso pruebas ordenadas en el caso, como cruces telefónicos y pedidos de documentación, y que recién cuando toda esa probanza esté en el juzgado se resolverá si corresponde o no indagarlo.

Ante esto, el ex funcionario hizo una presentación espontánea ante Lijo, quien asistió en persona sin formular preguntas, en el marco de la causa por la que fue separado del cargo a raíz de audios difundidos de manera anónima en los que se lo vinculó con hechos de contrabando.

El desplazado funcionario hizo un raconto de todo lo hecho en la Aduana desde que asumió en diciembre de 2015 en materia de eficacia y transparencia y de cómo encontró el organismo.

Sobre esto último, sostuvo que al hacerse cargo de su titularidad, la Aduana, evidenciaba “altos niveles de corrupción, plagada de capas geológicas de distintos sectores de la política” y con un “alto nivel de penetración histórica de los organismos de inteligencia” y recordó que “cuatro de los cinco cargamentos más importantes de Latinoamérica de cocaína salieron por el puerto argentino”.

Asimismo, remarcó que en su breve gestión, fueron iniciadas 15 causas en el fuero penal y económico, relacionadas con contrabando y fraude aduanero por sumas millonarias en dólares y de otras 63 vinculadas al narcotráfico.

En otro tramo de su exposición ante el magistrado, Goméz Centurión aseguró que supo de la circulación de personas “aludiendo influencias o vínculos” con él, “con la política, con ministros y o con gente del partido con la intención de ejercer influencias en una organización absolutamente permeable históricamente al modelo de influencia”.

“Para frenar todo este modelo cultural me vi obligado a mandar mails a mis reportes más cercanos de primer o segundo nivel sobre personas o situaciones que se rumoreaba que tenían factor de influencia sobre la Aduana”, explicó y dijo saber de personas que “directamente” invocaban su nombre.

“Si alguno de estos rumores hubiera tenido algún grado de verosimilitud o nombre propio o algún acto contrario a derecho, lo hubiera denunciado de forma inmediata como denuncié otras cosas”, agregó.

En un escrito anterior, presentado apenas abierta la denuncia en su contra, Gómez Centurión también dijo haber sabido que otro imputado en la pesquisa, el empresario Carlos Oldemar Barreiro Laborda, hablaba invocando su nombre.

Esa su exposición de hoy el ex titular de la Aduana sostuvo que sus reiterados encuentros con el empresario fueron con el fin de que cesara en esa actitud.

A su vez, Barreiro Laborda presentó en la causa un escrito donde asegura conocer al ahora separado funcionario desde hace varios años atrás mientras que Gómez Centurión explicó que se lo presentaron en enero pasado por un tema de negocios y que la primera reunión fue en un bar, según relataron fuentes del caso.

Luego se encontraron en el estacionamiento de un shopping porteño, algo que aparece registrado en las cámaras de seguridad y en otras ocasiones.

Goméz Centurión también se refirió a los audios que dieron inicio a la causa que la que se lo investiga pro presuntas irregularidades en la Aduana.

Al respecto sostuvo que una pericia realizada por un especialista privado (del que prefirió reservar el nombre) concluyó que “los audios han sido manipulados , editados y sometidos a regrabaciones donde se pueden ver cortes abruptos de la secuencia, se percibe diferencias importantes de nivel de volumen después de los cortes, como también ruidos transitorios” y agregó que “como consecuencia de todos esos eventos mencionados” el informe “afirma que los audios no tienen un principio y final lógico”.

Fuente:https://www.ellitoral.com.ar/432064/Gomez-Centurion-dijo-ante-el-juez-saber-de-personas-que-hablaban-en-su-nombre-en-la-Aduana