Centurión, del escándalo a la reivindicación en la interna

La interna en el gobierno de Macri

Llegó al Gobierno como hombre de confianza de Macri y fue cuestionado cuando lo denunció Patricia Bullrich.

Dedo. Juan Gómez Centurión, desplazado de la Aduana por una denuncia impulsada por Patricia Bullrich.

Dedo. Juan Gómez Centurión, desplazado de la Aduana por una denuncia impulsada por Patricia Bullrich.

El 19 de agosto de 2016 quedará marcado en la carrera de Juan José Gómez Centurión como un punto de no retorno. Ese día se difundieron las denuncias que le había hecho el propio gobierno que integraba por presuntos pedidos de sobornos en áreas de su gestión en la Aduana que debían reportarle directamente. La denunciante fue la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, avaladas por la AFIP, que comanda Alberto Abad. De esos tres funcionarios, el que más historia tenía junto a Mauricio Macri era el propio Gómez Centurión, un ex militar que en el macrismo tenía fama de inflexible e incorruptible.

Esa denuncia, que incluía la difusión de grabaciones con la voz de Gómez Centurión notoriamente insertada digitalmente en conversaciones de terceros que hablaban de sobornos en la Aduana, lo puso al funcionario en un lugar de incertidumbre que nunca había pisado. Macri lo suspendió y lo corrió de su lugar al frente del organismo que controla la entrada y salida de mercaderías en el país, una entidad corrompida por décadas de mafias con peso en su funcionamiento diario.

Al día siguiente, el funcionario caído en desgracia recibió un apoyo firme de Elisa Carrió, la diputada de Cambiemos que tiene llegada directa a todo el gobierno de Macri, incluido el propio presidente. carrió lo defendió como un cruzado contra la corrupción. Carrió repitió ese apoyo cada vez que pudo y difundió fotos abrazando al ex militar En pocos días, la propia AFIP cambió de forma sutil su posición y apoyó una megadenuncia que había hecho el jefe de la Aduana antes de ser desplazado. Ratificó la denuncia penal sobre operaciones de importaciones simuladas durante 2012 y 2015, durante la vigencia del cepo cambiario, para girar dólares al exterior al tipo de cambio oficial, que había formulado Juan José Gómez Centurión. Son 55 casos por U$S 300 millones en los que no hay constancia de que haya ingresado la supuesta mercadería importada de un paquete total de operaciones irregulares o inconsistentes por u$S 14.173 millones que involucra 17.495 personas físicas y jurídicas con CUIT.

Hace una semana, Clarín reveló que la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) venía siguiendo a sol y sombra a Gómez Centurión desde hacía dos meses. Este diario mostró fotos y documentos de esas tareas de espionaje. Varios agentes y ex agentes de la AFI están denunciados por su relación directa con el contrabando.

A principios de esta semana, en su gira por China para participar de las reuniones del G20. Macri afirmó que al asumir el cargo, en diciembre pasado, encontró “más corrupción de la que todo el mundo imaginaba”. En un reportaje antes de subirse al avión que lo traería de regreso la Argentina, señaló que “el desmantelamiento del Estado ha transformado mucho de su actividad normal en una práctica mafiosa, esta es la realidad o sea, ‘hago esto si me dan esto, si no, no lo hago’, se ha transformado en una especie de Estado loteado”, consideró, en referencia al organismo que comandaba Gómez Centurión. Ayer, el funcionario se sintió reivindicado.

Fuente:http://www.clarin.com/politica/Centurion-escandalo-reivindicacion-interna_0_1647435256.html