Tras los despidos, ¿Fabricaciones Militares puede desaparecer?

trabajador

Los trabajadores advierten que las cesantías son, en realidad, un intento de “vaciamiento del organismo” y pronosticaron que se desmantelará la industria nacional.

Trabajadores despedidos de Fabricaciones Militares (FM) advirtieron ayer que por detrás de las cesantías “se oculta un intento de vaciamiento” de la empresa estatal y pronosticaron que en los próximos años el organismo que depende del Ministerio de Defensa va a “desaparecer”.

“Van a desmantelar la industria nacional, en detrimento del trabajo argentino”, advirtió el jefe de Salud, Seguridad y Medio Ambiente (SALSEMA), Hernán Rubio, quien con 49 años integra la lista de 140 despedidos desde el 28 de enero último.
En diálogo con la agencia Noticias Argentinas, recordó que días atrás, al llegar a su lugar de trabajo, personal de seguridad le impidió el ingreso al edificio ubicado en Cabildo 65, y se lamentó: “Fabricaciones Militares va a desaparecer. Le han pegado al corazón”.
Por su parte, Martín Novella, de 30 años, licenciado en Economía de la UBA, evaluó que “los despidos empezaron en la sede central, pero centenares de personas se van a quedar sin trabajo porque no van a tener nada que hacer” y explicó que uno de los convenios dados de baja con la llegada de la nueva gestión es el de producción de munición calibre .22, de venta local, cuyo principal consumo es para la caza de liebres.
“O lo compensan con importaciones o van a desabastecer el sector”, puntualizó Novella, que cursa una Maestría en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) y su tarea en Fabricaciones se vincula con el planteo de metas comerciales y planificación operativa, entre otras labores, desde octubre de 2012.
La delegada de ATE en FM, Paula Basilico, estimó que se perderán 515 millones de pesos tras la parálisis de proyectos específicos, cifra que representa el 51 por ciento de la facturación esperada para este año.
“Lo que el Estado se está ahorrando en salarios es mínimo respecto de lo que se puede generar en ingresos”, afirmó e indicó: “Se vació el edificio. La mitad de la gente está afuera. Se producirá lo mínimo e indispensable y el resto se va a comprar afuera”.