MACRI ROMPIÓ CON CAMBIEMOS Y SE APARTÓ DE CARRIÓ Y UCR

MACRI ROMPIÓ CON CAMBIEMOS Y SE APARTÓ DE CARRIÓ Y UCR

La Coalición de partidos que impulsó a Macri Presidente está desintegrada. 

NOTMacri encerrado en el Sur con sus más cercanos colaboradores, intenta rediseñar una planificación de gestión gubernamental, que demuestre otra cara de la ruptura pública de Cambiemos, el frente partidario que lo catapultó junto al grupo CLARÍN a la presidencia.

La última reunión con el equipo de comunicación y el ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad junto a un grupo de funcionarios de la cartera, le informaron de las desavenencias generales en comunicación con el grupo CLARÍN, que tomó posición personal y no comparte ni consensúa ninguna estrategia de información.

Estaba previsto que el grupo CLARÍN reaccione intentando cogobernar con el poder de la información, pero no estaba en planes de Macri que la falta de sentido en sus decisiones gubernamentales con su política económica lo enfrenten con su principal aliado.

CLARÍN continúa colocando un manto de piedad a todas las acciones del gobierno para distraer a la sociedad y que la misma no tome conciencia de la  realidad, pero es cada vez insostenible la situación por los yerros informativos de CLARÍN que dejan evidencia de lo contrario.

A esta terrible actualidad del futuro de los argentinos hay que agregar el desplante de Macri a Carrió al decidir llevar a Davos a Sergio Massa, situación que la maléfica Lilita no dejó pasar por alto y le comunicó a Macri que no cuente con ella en nada.

Esta trama de unos  cuantos, en la que el pueblo argentino se ve involucrado como principal damnificado, tuvo la mejor prueba de los desplantes y peleas de los Cambiemos, al conocerse el pensamiento de Maléfica Lilita, en relación a la aceptación de Macri y UCR con la postulación de Etchegaray en AGN y comparándolo al último como peor delincuente que el Gordo Valor o el asesino Barreda.

Michetti completo las incongruencias al despedir a discapacitados y amigos de legisladores de UCR y aliados de Cambiemos, que con el afán de perjudicar al FPV y Boudou, se llevó la sorpresa de que entre los despedidos estaban los protegidos de sus aliados.

El peor momento de Macri es afrontar que Cambiemos esta disuelto y que el grupo CLARÍN cogobierna, que detrás de la búsqueda de los prófugos el mismo grupo de multimedios desconoce lo que los fugados tienen para decir y ante el miedo de la verdad que esta vez parece no conducir a Quilmes, entraron en desesperación.

A esta paranoia que genera el poder se les suma la peor las noticias para Cambiemos y CLARÍN y es el anuncio de  retomar las actividades en política de la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner.

Fuente:http://bairesinforma.com/2016/01/09/macri-rompio-con-cambiemos-y-se-aparto-de-carrio-y-ucr/


MOYANO ROMPIÓ CON MACRI

Cansado de desplantes el camionero rompió con Macri. 

MACRI 2Los gritos del líder camionero se escuchaban desde la calle Azopardo hasta plaza de Mayo, Hugo Moyano explotaba con fuertes frases en contra del presidente que el mismo ayudó a llegar al sillón de Rivadavia.

“Pero quién se cree que es este muchacho aprendiz de político”, se escuchaba en los pasillos de la CGT, comentaron desde adentro de la central obrera, que muy enojado Moyano calificó de muchas maneras al Presidente Macri por que recordaba que, dos días antes de la Navidad, Mauricio, como lo identifica Moyano, intentó ser el garante de la unidad de la CGT, sin consultar a nadie y tomándose la atribución de invitar a la Casa Rosada a sindicalistas de las tres vertientes en las que está hoy dividida la central obrera. Lo que ocurrió después es conocido: la reunión fracasó, porque Moyano no admitió que la convocatoria se realice sin su consentimiento y para peor de Macri, los dirigentes no consensuaron “una lista unificada”.

Tras aquel intento de Macri frustrado y con los pelos de punta el camionero Hugo Moyano agilizó un pedido de audiencia formal con el Presidente, que ya lo había privilegiado como su interlocutor sindical al concederle un almuerzo antes de desembarcar en Balcarce 50. Esta vez, la cita pedida por el jefe camionero no se concretó, el desplante de la verdadera cara de Macri se hizo notar con la forma empresarial de tratar a empleados, le negó poder recibirlo sin explicaciones.

Otra vez Moyano enfrentado a un gobierno y en esta ocasión por doble motivo, porque el apoyo en la campaña fue una equivocación y porque la realidad económica del país es un camión de carga pesada sin conductor.

La respuesta del camionero se hizo escuchar públicamente y la CGT moyanista le exigió al Gobierno que dicte la “emergencia estadística” para no “negociar con los ojos vendados”. Fue la respuesta al ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, quien pronosticó anteayer una inflación de entre el 20 y el 25 por ciento y que hace unas semanas había pedido a los gremios que moderaran sus reclamos para evitar despidos.

En su mensaje, Moyano dejo muy claro que su rol de aliado del macrismo terminó, como se insinuó tras el ballottage, cuando almorzó con Macri y sus ministros en la sede porteña de Parque Patricios.

El líder camionero pegó duro y dijo que este gobierno provocó una “explosión de precios” y para referirse a la inflación; la calificó peor al indicar que es una “saga de malas noticias para los trabajadores”, cuando mencionó los ajustes en las tarifas de los servicios públicos y la cancelación de contratos laborales.

En un rápido reflejo de años de lucha sindical explicó que rumbo a lo que será el campanazo de largada para las paritarias, “Hubo una devaluación violenta que produjo una transferencia de recursos causando un deterioro mayúsculo en los ingresos”. Además, condicionó su asistencia al eventual llamado a un pacto social, con el Gobierno y los empresarios, que se postergó sin una fecha concreta. “Siempre nos encontrará abiertos a la discusión franca y superadora, claro que sin agendas restrictivas que pretendan conculcar nuestros legítimos derechos”, sentenció Moyano.

El comunicado de la central obrera quedó a cargo de los dirigentes Juan Carlos Schmid y Jorge Sola, los responsables del Observatorio de Datos. Desde que rompió su alianza con el kirchnerismo, Moyano confió en ellos la creación de un Observatorio de Datos Económicos y Sociales, que le informaron a Moyano que las cifras de la inflación no son las que se anuncian y Religiosamente, desde allí surgen estadísticas que refutaron las mediciones oficiales, sobre todo, las vinculadas con el aumento de los precios. Ayer, aportó una curva que generó alarma: la inflación superó el 90% en los últimos tres años. Según el relevamiento, fue de 27% en 2013, de 35% en 2014 y de 29% en 2015.

Mientras tanto, Prat-Gay anunció hace un par de días, que el Gobierno prevé una inflación de un dígito para 2019. En privado, el Presidente reconoció que la escalada de precios y la pulseada salarial son dos de los temas que más lo inquietan, por no reconocer que desconocen como solucionarlo, en clara contradicción al prometido en campaña, cuando explicaban que tenían la fórmula mágica para solucionarlo todo.

Hasta ahora, el primer gremio en negociar salarios fue la Asociación Bancaria (AB), que agrupa a los trabajadores del sector. El jefe de la AB, Sergio Palazzo, reconoció que intentarán repetir la estrategia de 2015: pactar el pago de una suma fija entre enero y marzo y postergar el acuerdo anual para abril. Otros gremios repetirían el mecanismo. La negociación de los bancarios se retomará la semana próxima, aunque el gremio ya obtuvo un beneficio: acordó un bono de fin de año por $ 5500.

Las advertencias sindicales, por el momento, no cruzaron el campo de la retórica. La poderosa Confederación de Trabajadores del Transporte anticipó ayer que en febrero saldría a la calle para presionar por los alcances del impuesto a las ganancias, una de las promesas de la campaña electoral macrista. Lo dijo ayer Schmid en Radio Continental. En forma paralela, el portuario, que muchas veces habla en nombre de Moyano, intenta concluir acuerdos para apurar un trato para unificar la CGT.

Lo real es, que se agudizará el enfrentamiento y por más que se intente poner un manto de piedad sobre la relación, la ruptura esta definida y Moyano es grasa camionera como el mismo lo calificara ” no soy rubio ni tengo ojos celestes, quizás sea por eso, que no lo recibieron en Casa Rosada”.

Fuente:http://bairesinforma.com/2016/01/17/moyano-rompio-con-macri/