Juan el primer astronauta Argentino

El 23 de diciembre de 1969, Argentina se convirtió en el cuarto país en el mundo en enviar un ser vivo al espacio este era un mono llamado Juan el cual completo su misión exitosamente y regreso con vida a suelo argentino. Para ser victoreado y elevado como campeón por los expertos y el personal que lo recupero.

El mono Juan el primer astronauta Argentino

El 23 de diciembre de 1969, Argentina se convirtió en el cuarto país en el mundo en enviar un mono al espacio. Nuestro pequeño héroe Juan quien era un mono caí, oriundo de la provincia de Misiones, pesaba un kilo y medio y medía 45 centímetros de alto, viajó sentado y sedado en un pequeño habitáculo a bordo de un cohete Canopus II, concretando un vuelo suborbital que alcanzó los 82 kilómetros de altura, logrando regresar a tierra exitosamente y siendo rescatado sano y salvo unos quince minutos después convirtiéndose así en noticia internacional.

La experiencia fue llevada adelante por un equipo de ingenieros, biólogos y médicos argentinos, con tecnologías desarrolladas en el país, en el marco de un proyecto bautizado Experiencia BIO II, encabezada por el Instituto Nacional de Medicina Aeronáutica y Espacial y la Comisión Nacional de Investigaciones Espaciales, antecesora de la actual CONAE.

Juan fue lanzado a bordo de un cohete sonda desarrollado íntegramente en la Argentina, denominado Canopus II, de unos cuatro metros de largo y 50 kilogramos de carga útil.

El habitáculo de Juan se ubicaba en la parte superior del cohete adentro de su ojiva y estaba presurizado y aislado térmicamente.

Por entonces debieron afrontarse múltiples desafíos técnicos. Por un lado, la cápsula fue el resultado de un detallado estudio de los ingenieros. El habitáculo presurizado y con temperatura estable debía permitir que el mono tripulante se oxigenara adecuadamente y un escudo térmico debía aislarlo de los 800 grados que alcanzaba el cohete en el exterior por la fricción y mantenerlo a 24 grados en el interior. Incluso la butaca debía permitirle sobrellevar la fuerte aceleración durante el despegue.

También se desarrolló un sistema telemétrico, inédito para la época, para recibir en tiempo real información acerca de su estado físico. El objetivo era observar las consecuencias del viaje fuera de la atmósfera de un animal lo más similar posible al hombre. Durante todo el viaje se monitoreó la temperatura corporal del animal, su ritmo respiratorio y se midió el comportamiento biológico ante las fuertes vibraciones a las que era sometido.


Secuencia del vuelo de Juan

El lanzador fue ubicado en la salina La Antigua próxima a la cuidad de Chamical en La Rioja

Juan el primer astronauta Argentino
Proyecto

Inmediatamente después del lanzamiento en 18 segundos de furia llegó a 12 kilómetros de altura momento en el que el motor del Canopus II se apago y el cohete continuó ascendiendo por efecto de la inercia hasta los 82 kilómetros de altura.

astronauta
cohete

En el vértice de la trayectoria se separaron la carga útil con el habitáculo del mono, del motor del cohete cayendo este a tierra.

mono
primer

la capsula desplegó unos frenos aerodinámicos para ir disminuyendo su velocidad e impedir que al desplegarse los paracaídas se rompiesen por efecto de las altas velocidades.

espacio

primero se desplegaron unas aletas en forma de pétalos que estabilizaron y frenaron su feroz descenso a 400 metros por segundo para que posteriormente se abriese un pequeño paracaídas que disminuía la velocidad a 30m/s a una altura de 3000mts.

argentino
juan

posteriormente se abrieron las escotillas de la capsula y se comenzó a ventilar por medio de una turbina en el interior de la carga útil el habitáculo que contenía a Juan.

Enviado

A continuación se abrieron dos grandes paracaídas, gracias a los cuales la capsula descendió suavemente a tierra.

bio2

Aterrizando a sesenta kilómetros de distancia del lugar de lanzamiento, sobre la salina unos quince minutos luego del lanzamiento.

Juan el primer astronauta Argentino
Proyecto

Diseño del asiento

El asiento donde fue sentado el mono Juan fue diseñado para absorber las fuerzas G positivas y negativas del intenso vuelo de modo que las aceleraciones no lo dañen, logrando que las aceleraciones entrasen en forma transversal al cuerpo del animal ya que si estas entrasen de la cabeza a los pies se quedaría sin sangre el cerebro y si fueran de pies a cabeza se produciría un gran congestionamiento en el cerebro que podría hacerle daño.

Es decir que se coloco al animal de la misma forma como van los astronautas sentado cómodamente y reclinado en su asiento y asegurados con cinturones de seguridad.

mono

Para que sirvió el vuelo del mono Juan?

*En primer lugar sirvió para poner a punto un sistema que permitiera a un piloto que se encontrase haciendo acrobacias en su avión ser chequeados todos sus parámetros físicos por médicos que estaban en tierra.
Anteriormente al vuelo de Juan cuando se realizaba una investigación medica de un piloto se la hacia con el piloto ya en tierra sentado en la camilla de un consultorio y no sometido a las aceleraciones y desaceleraciones de su avión en plena acrobacia. Gracias al vuelo del mono estos estudios se pudieron realizar a pilotos en pleno vuelo.

*En segundo lugar sirvió para que la Comisión Nacional de Investigaciones Espaciales idease dos ambiciosos planes por un lado el vuelo tripulado por humanos y por el otro el poder tener un lanzador de satélites Argentino

primer

Posteriormente el proyecto denominado VESA (Vehiculo Espacial Suborbital Argentino) conocido como Gauchito que consistía en el desarrollo de un vehiculo de capaz de llevar al espacio a 3 humanos a una altura de 108km empleando 4 motores fue abandonado.

Por otra parte el desarrollo de un lanzador de satélites completamente nacional fue retomado por la actual Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) logrando desarrollar el Programa Tronador y estando a solo días de lanzar el Tronador II.
El cohete tiene un largo de 14,5 metros, que equivalen a un edificio de cinco pisos, pesa 2,8 toneladas, se desplaza a una velocidad máxima de 828 kilómetros por hora y es propulsado con combustible líquido, tiene un costo de 55 millones de pesos. siendo capaz de transportar satélites de hasta 250 kilos

argentino

El lanzador final Tronador II estaría listo en 2015. Tendrá 33 metros de alto y podrá colocar satélites de 250 kilos en órbitas polares a 600 kilómetros de la superficie terrestre.

juan
Enviado

Después del viaje

Una vez localizado el cohete, fue trasladado a la base de operaciones donde fue desarmado ante la expectativa de todos. Cuando se abrió la escotilla se encontraron con Juan en perfecto estado de salud, quien miraba a todos y movía las manos muy lentamente, un poco por el sedante y otro por el susto del viaje.

bio2

La alegría fue inocultable y el operario que lo había sacado alzó el pequeño asiento y, alzando las manos, fue mostrando a Juan al resto de los presentes. Todo el vertiginoso viaje duró en total 15 minutos.

Juan el primer astronauta Argentino

Luego del viaje vivió durante más de dos años en el zoológico de la ciudad de Córdoba, siendo la principal atracción del mismo.
Su historia fue relatada en el documental “Juan, el primer astronauta argentino” de Diego Julio Ludueña.

Proyecto

Documental “Juan, el primer astronauta argentino”

La Universidad Nacional de Córdoba realizó un documental que rescata los detalles de esta epopeya olvidada. siendo su director el investigador Diego Julio Ludueña.

“En los latidos del corazón del mono, que oían los ingenieros durante el vuelo, resuena un mensaje para el futuro: aquél fue el primer paso argentino en su carrera al espacio”

Diego Julio Ludueña


Visto En PSR:https://www.facebook.com/ProyectoSegundaRepublica/photos/a.944663558955008.1073741938.373018582786178/944663568955007/?type=3&theater