La inminente hoja de ruta de Bilderberg para España

Las periodistas, frecuentemente, tenemos que leer textos que nos desagradan porque es nuestro trabajo. Es más, ahora que lo pienso, a lo largo de mi trayectoria profesional la excepción que confirma la regla ha consistido en leer páginas y documentos reconfortantes y placenteros. El pasado martes, una vez más, me enfrenté a uno de esos textos que provocan nauseas sartrianas. Y es que el bilderberg Juan Luis Cebrián, presidente de El País, firmó el artículo El arte de la mentira política[1] en su periódico. El título es bastante provocador viniendo de un bilderberg aunque ni para eso resulta original pues lo ha tomado prestado.

Entremos en materia. Cebrián comienza su columna de opinión de este modo:

Hace más de 300 años que los intelectuales británicos demostraron la utilidad de la mentira en la vida pública. La apelación al embuste como medio de obtener el poder, o de vengarse por ser desalojado de él, no es empero un privilegio exclusivo de los políticos.

 

Llama poderosamente mi atención que Cebrián considere el uso de la mentira como un privilegio, así que intrigada por si se me había escapado algún significado de la palabra, acudí al diccionario de la RAE y esto fue lo que me encontré.

Privilegio: Exención de una obligación o ventaja exclusiva o especial que goza alguien por concesión de un superior o por determinada circunstancia propia.

 

De modo que o le ha traicionado el inconsciente al afirmar que mentir es un privilegio de determinadas profesiones o estamos ante un académico que ignora el significado de las palabras. Sea como fuere, en este caso se trata, sin duda, de un privilegio odioso, concepto que aparece también en el diccionario y que denota un perjuicio a terceros. Cuando los políticos, los abogados o los periodistas mienten, el daño que ocasionan es enorme debido a la función social implícita en sus oficios.

Continúa afirmando Cebrián que los periodistas también mienten, “los tertulianos, los blogueros y demás familia” y que entre todos crean una confusión que provoca que en el país de los ciegos, el tuerto sea el rey. En la resina del artículo se advierte que este bilderberg se considera un rey y por ello se dispone a decirles a todos los españoles lo que hay que hacer en este país tras el resultado de las elecciones del 20 de diciembre.

Cebrián asegura que todos los candidatos a la presidencia del Gobierno han mentido antes y después de las urnas y que ya es hora de poner orden y, sobre todo, de establecer una jerarquía de prioridades. Para el bilderberg lo primero que hay que atender son tres retos fundamentales:

1. La respuesta al desafío independentista catalán, con la integración de Cataluña en España de acuerdo al modelo federal ya implícito en el Estado de las Autonomías, que incorpore también las aspiraciones de otros territorios.

2. La sostenibilidad del incipiente crecimiento económico, sin el que será imposible generar empleo.

3. La implementación de políticas sociales concretas que acaben con los efectos perversos del denominado austericidio, promuevan la lucha contra la desigualdad y contribuyan al rescate de las clases más desfavorecidas.

Ya adelanté que el primer punto estaba en la agenda Bilderberg en el artículo sobre la independencia de Cataluña que publiqué en The Objetive el 25 de octubre de 2015. Os dejo el fragmento al que me refiero:

que piensa bilderberg sobre la independencia de Cataluña 1

The Objetive el 25 de octubre de 2015

En el segundo punto, Cebrián no ha entrado en muchos detalles, supongo que se debe a que el TTIP, el macroproyecto de Bilderberg, se está negociando en secreto y que la reciente visita del barón Rothschild solo fue publicada por un medio de comunicación independiente.

Y respecto al tercero, parece mentira que afirme semejante presupuesto cuando desde el corazón de Bilderberg —él es miembro de su Comité Directivo—, se ha diseñado y promovido el “austericidio” al que se refiere. Con razón decía al inicio del artículo que los periodistas también mienten, o silencian información relevante, añado yo.

Continúa exponiendo Cebrián que para desarrollar este programa los políticos han de alcanzar dos acuerdos diferentes. El primero, reformar la Constitución, como ya adelanté en mi artículo:

que piensa bilderberg sobre la independencia de Cataluña 2

The Objetive el 25 de octubre de 2015

Para el bilderberg, “Es preciso convocar a los partidos del arco parlamentario para acometer cambios que acerquen el texto constitucional a la realidad de los tiempos”. ¿A qué realidad se refiere, cuál es? Está claro que a la realidad de Bilderberg, en la que son los miembros de esta corrupta y corruptora entidad quienes diseñan el futuro de España de la misma manera que lo hicieron en el pasado.

El siguiente acuerdo a alcanzar, según Cebrián, es la creación de un gobierno estable. Parece que de reformar la justicia en España ni hablamos a pesar de que sea lo más urgente tal como está demostrando el proceso judicial por el caso Nóos en el que el fiscal, la abogada del Estado y la Hacienda Pública han cambiado de profesión y ahora se dedican a defender a la Infanta Cristina.

Qué bochorno. Y esto lo han organizado así en un momento en el que la institución de la Corona se tambalea. ¿No se dan cuenta de que le están haciendo un flaco favor a la Monarquía? Si le quedaba poca credibilidad, con esto acabará por perderla toda.

Pero aún hay más. Igual que su padre tuvo su momento estelar gracias al intento de golpe de Estado del 23F, ya hay otra apoteosis orquestada para Felipe VI, lo que aún está por ver es si la película les saldrá bien:

El Rey ha de convocar en breve a las fuerzas parlamentarias, en momentos singularmente preocupantes de la vida española y en los que la institución que encarna va a verse afectada también por los ecos de la corrupción. Puede ser paradójicamente una magnífica ocasión para que en medio de la tormenta sea capaz de demostrar la utilidad de la Corona, base casi exclusiva de su pervivencia, propiciando un pacto que beneficie al conjunto de los ciudadanos. Esperemos que el Gobierno, que no debe olvidar que está en funciones, deje de tutelar en este caso el protagonismo del Monarca.

La última frase es alucinante. ¿El Gobierno tutelando a Felipe VI? A quién quiere engañar Cebrián, el promotor de la frase que dedicaba a Juan Carlos “el rey reina pero no gobierna” y que no era más que una propaganda que pretendía negar lo innegable. Lo natural es justo lo contrario que esgrime, el Gobierno ha de tutear al Rey para que no acabe haciendo lo que le dé la real gana. Pero claro, no creo que en la reforma de la Constitución que han programado, por supuesto de corte laica-masónica, vayan a eliminar el injusto y discriminatoria artículo 56 que consagra dos privilegios al Monarca: la inviolabilidad y la irresponsabilidad, que, según vemos en el juicio Nóos, también son extensibles a la familia del Rey.

Pero lo más insólito es la cantidad de ardides, piruetas y puzles que son capaces de componer los miembros de Bilderberg para elegir a su presidente del gobierno ideal después del desagrado con el que han recibido los resultados electorales. Después de haberlo recibido en la última reunión secreta y discreta del Club, Pedro Sánchez ha dejado de ser el presidente del Gobierno predilecto para Bilderberg. Según expone Cebrián debería ser Albert Rivera. Pero no es el único candidato que llevan en sus listas porque cuentan además con el siempre fiel servidor Javier Solana para formar un gobierno de transición que hasta podría durar tres años, es decir, una legislatura, como ya ha publicado Abel Hernández en La Razón[2]. Otros postulados son José Manuel García-Margallo, el ministro de Exteriores que aparecía en los emails privados de Hillary Clinton y que fue invitado a la cita en 2014 y Joaquín Almunia. Pero de estos tres bilderbergs el que más posibilidades tiene es Javier Solana, cuyo nombre es precedido por el contracto INT de internacional en las listas de invitados a las reuniones del grupo. Aquí es donde se está negociando el futuro de España. En el verdadero seno del poder.

Siguiendo el programa de Bilderberg nuestro inminente presidente podría ser Javier Solana o Albert Rivera, pero ellos hacen sus planes y luego, es el factor humano quien dispone. ¿Se saldrán con la suya o no?

Esta es la inminente hoja de ruta de Bilderberg para España. Ahora que disponemos de esta información sería muy bueno que usáramos las redes sociales para contarlo porque tenemos muchas verdades que decir. Las mentiras quedan, según Cebrián, para los políticos y los periodistas.

[1] http://elpais.com/elpais/2016/01/09/opinion/1452354805_732839.html
[2] http://www.larazon.es/opinion/columnistas/javier-solana-el-tapado-HO11681600#.Ttt1KT3ceRuvfxL
Fuente imagen cabecera: http://cincodias.com

 

Fuente:http://cristinamartinjimenez.com/la-inminente-hoja-de-ruta-de-bilderberg-para-espana/