Arsat admite que despidió a 22 empleados: “Son cargos jerárquicos, no se tocó a ningún científico”

El presidente de la empresa estatal de telecomunicaciones, Rodrigo de Loredo respondió a las denuncias de los trabajadores, preocupados por su continuidad; “Es lógico en parámetros de confianza”, dijo

La empresa estatal de telecomunicaciones Arsat, una de las preferidas de la ex presidenta Cristina Kirchner, no logró escapar a los vientos que soplan en el clima político desde que asumieron los nuevos gobiernos. El conflicto por la continuidad de los contratos de empleados del Estado también llegó a los pasillos donde se manejan los satélites argentinos.

Empleados de Arsat denunciaron ayer que los nuevos directivos de la empresa despidieron verbalmente a varios empleados. Algunas versiones indicaban que se trataba de 70 puestos, entre ellos científicos. Otras hablaban de 350, sobre un total de 550 trabajadores que se desempeñan en la empresa.

El presidente de la entidad, Rodrigo De Loredo, aseguró a LA NACION que las denuncias de los trabajadores son “absolutamente falsas”, aunque admitió que sí hubo despidos. “Hemos tomado una primera decisión administrativa de apartar gerentes y jefes porque esos puestos hacen al gobierno de la empresa. Están diciendo que son 350 contratos, pero son 22 y a todos los que quisieron hablar les dimos las explicaciones del caso. No se tocó ningún científico”, sostuvo el abogado cordobés.

De Loredo asumió al frente de Arsat hace menos de un mes. Durante la gestión anterior, comandada por el kirchnerista Matías Bianchi, la empresa integraba el Ministerio de Planificación. Tras la asunción de Mauricio Macri, pasó a formar parte del flamante Ministerio de Comunicaciones. Su titular, el ex diputado nacional cordobés por el radicalismo, Oscar Aguad, nombró al frente de los desarrollos de telecomunicaciones a De Loredo, ex legislador de la UCR cordobesa, además casado con su hija.

“Estamos haciendo auditorías pormenorizadas porque no queremos cometer el error de desplazar de un rol a una persona insustituible. La empresa tiene recursos humanos de gran calidad, lo cual queda exhibido en dos satélites que orbitan en buenas condiciones. Queremos sostener a esas personas que hacen al capital humano de la empresa”, enfatizó en referencia al Arsat-1 y Arsat-2, lanzados en 2014 y 2014.

Ayer trabajadores de Arsat denunciaron que las desvinculaciones fueron comunicadas verbalmente y son parte de una “persecución política” contra administrativos y técnicos especializados.

“Se están haciendo las cosas muy desprolijas. Hay listas negras. De todos los que despidieron a ninguno le llegó el telegrama aún; fue todo de palabra”, sostuvo en diálogo con este medio un trabajador de Arsat, que pidió preservar su identidad. Aseguró que lo echaron por su simpatía por el gobierno de Cristina Kirchner y aseguró que los despidos ocurrían en el sector comercial y el de televisación digital.

Mientras tanto, una polémica similar tiene lugar en otras áreas del Estado, tanto nacional como provincial y municipal. Trabajadores nucleados en ATE y la CTA Autónoma se manifiestan por distintas vías en contra de los despidos. Y los distintos gobiernos -nacional, bonaerense y municipal- aseguran que todas las decisiones de sobre los contratos están justificadas.

Ayer, varios trabajadores de Arsat se movilizaron a la Plaza de Mayo para reclamar contra los despidos en el marco del acto de apoyo al periodista Víctor Hugo Morales, echado de radio Continental esta semana.

Con la colaboración de Augusto Denari Morrow


Fuente:http://www.lanacion.com.ar/1861764-arsat-admite-que-despidio-a-22-empleados-son-cargos-jerarquicos-no-se-toco-a-ningun-cientifico