HUGO YASKY / Los planes de lucha están en marcha

El secretario general de la CTA, Hugo Yasky, consideró que el plan de ajuste que lleva adelante el gobierno de Mauricio Macri originará numerosas protestas sociales en defensa del empleo, pero advirtió que los sindicatos no dejarán de exigir los aumentos salariales que consideren adecuados.

En diálogo telefónico con La Señal Medios reiteró los datos vertidos la semana pasada: “ya son 12.000 los trabajadores despedidos por el Gobierno” y advirtió que serán más porque “esto recién empieza”.

“El 98 por ciento de los 12.000 despedidos en este mes son trabajadores contratados precarizados. Y esto recién está empezando. Quien piense que puede haber 12.000 ñoquis en tres o cuatro dependencias del Estado se equivoca”, afirmó Yasky.

El gremialista puntualizó que por ni él ni la CTA de los Trabajadores defienden ñoquis, y aclaró que lo que se pretende hacer es dañar la imagen de los trabajadores y “utilizar esa excusa para achicar la planta de personal y extender la ola de despidos”.

Advirtió que los planes de lucha y la CTA ya están en marcha y precisó que esa entidad prepara una denuncia ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) como parte de la lucha para “enmendar esta injusticia” con miles de trabajadores.

La ola de despidos se está produciendo en distintos niveles del Estado Nacional, en las provincias y en algunos municipios y según Yasky las medidas que se tomaron “son absolutamente injustas y agraviantes para los trabajadores”.

“Se intenta demonizar al trabajador estatal como si ya por ser empleado público está bajo la sospecha de ser ñoqui y si es contratado, más. Se intenta confundir a la opinión pública entre el contratado y el ñoqui”, se quejó.

Puso de relieve que en la Justicia siempre se parte del principio de que una persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario, pero -dijo- en el caso de los trabajadores del Estado es al revés: “Todos son culpables hasta que se demuestre lo contrario. Ese es el criterio del Gobierno”.

Yasky planteó esa hipótesis al considerar que ese es el criterio del Gobierno de Mauricio Macri, que echó por ejemplo a 600 de los 700 empleados del Centro Cultural Kirchner sin antes realizar una auditoria.

“Está claro que no corresponde el procedimiento porque es de una brutalidad inadmisible: disparan y una vez en el piso van a buscar los documentos para ver quiénes son”,  y destacó que la precarización de los trabajadores del Estado con contratos de muy corto plazo, sin estabilidad laboral debe ser revisada.

Fuente:http://www.laseñalmedios.com.ar/2016/01/11/hugo-yasky-los-planes-de-lucha-estan-en-marcha/