“Es un acuerdo excepcional” para la independencia de Cataluña, según la CUP

La formación anticapitalista CUP (Candidaturas de Unidad Popular) ha afirmado este sábado en Barcelona que el acuerdo in extremis alcanzado hoy con la coalición que preside Artur Mas es un pacto “excepcional para avanzar hacia la independencia de Cataluña”.

Eulàlia Reguant, diputada de la CUP, ha explicado en una comparecencia pública, que “hoy se hace un paso más hacia la república catalana, 18 meses excepcionales con medidas excepcionales”, en referencia a que el nuevo Gobierno tiene previsto romper con España en año y medio.

Esta tarde, el presidente en funciones del Gobierno catalán, Artur Mas, ha anunciado que da un “paso al lado” para favorecer una presidencia independentista.

Las dos formaciones seceSIONISTAS han pactado in extremis este mediodía la primera presidencia independentista de Cataluña, tras apartarse del cargo Mas, el político cuyo empeño en mantenerse en el poder ha bloqueado las negociaciones para formar Gobierno durante tres meses.

Reguant, por su parte, ha admitido que las negociaciones “no han sido un proceso ejemplar por muchas de las partes” y la CUP “asume sus responsabilidades”.

Según la CUP, las dos formaciones han acordado que la CUP no votará “en ningún caso en el mismo sentido que los grupos parlamentarios contrarios al proceso y / o el derecho a decidir cuando esté en riesgo dicha estabilidad” del nuevo Ejecutivo.

El pacto garantizar que dos diputados cuperos se incorporarán a la dinámica del grupo parlamentario de Junts pel Sí (Juntos por el Sí), “de manera estable”.

“Participarán en todas las deliberaciones y actuarán conjuntamente en las tomas de posición del grupo”.

Los radicales de la CUP también asumen que la defensa en los términos políticos del proceso tal y como ellos la entiende “puede haber puesto en riesgo el impulso y el voto mayoritario de la población y el electorado a favor del proceso hacia la independencia en una negociación que ha desgastado ambas partes y la base social y popular del independentismo”.

El pasado 27 de septiembre las dos formaciones independentistas, antagónicas ideológicamente, ganaron las elecciones en escaños pero no alcanzaron el 50 por ciento de los votos.

El nuevo presidente del primero Gobierno independentista de Cataluña será, a propuesta de Mas, el alcalde de Gerona desde 2011, diputado en el Parlamento regional desde 2006 y presidente de la Asociación de Municipios Independientes de Cataluña, (AMI), Carles Puigdemont, de 54 años.

Puigdemont, periodista de profesión, es del entorno más cercano a Artur Mas y ya se postulaba como posible sucesor en el partido nacionalista, es una figura que representa el entendimiento entre todas las formaciones rupturistas a nivel municipal.

Las pasadas elecciones municipales obtuvo mayoría absoluta en Gerona, el mejor resultado del partido de Artur Mas en todo el territorio catalán.

Mas anunció que Puigdemont saldrá elegido por mayoría absoluta en primera votación.

El acuerdo de Barcelona afectará a la formación del nuevo Gobierno español, tras las elecciones del 20 de diciembre que ganaron los conservadores de Mariano Rajoy, pero sin posibilidad de gobernar en solitario.


En 1235 cataluña no existía, pero si los Reinos de Aragón, Valéncia y Mallorca

Europa de 1235, la cual ratifica la autenticidad del Tractat de Corbeil de 1258, donde la “Marca Hispánica” hasta ese año 58 perteneció a território Francés.

Por lo que aplasta cualquier teoria de repoblación por parte de Catalanes, ya que durante la reconquista del Reino de Valéncia, éste territorio no pertenecía en absoluto a la Corona de Aragon, sinó que era parte feudataria del Reino de Francia.


El movimiento seceSIONISTA, siempre enemigo de todo lo hispánico.