Vidal en su laberinto: no logra explicar el endeudamiento en el presupuesto

Las negociaciones por el presupuesto bonaerense se encuentran empantanadas porque el oficialismo no logra brindar explicaciones concretas sobre el gigantesco endeudamiento. Desde el Frente para la Victoria (FPV) siguen exigiendo explicaciones sobre el destino del dinero.

María Eugenia Vidal no puede hacer frente a los problemas que desde temprano aquejan a su administración. Entre el escándalo de las fugas de los condenados por el triple crimen de General Rodríguez y la llamativa falta de resolución por el presupuesto, la gestión parece paralizada.

Ante los pedidos de explicaciones desde la bancada del FPV, el oficialismo no supo dar respuesta ante el brutal endeudamiento que solicitaron para el Estado bonaerense.

El jefe del bloque Diputados bonarensenes del FPV, José Ottavis, indicó que “en este momento la negociación con el Gobierno provincial está frenada, no están dialogando con nosotros. La última conversación fue con el presidente de la cámara, Jorge Sarghini, y le planteamos que queremos aprobar el presupuesto, estábamos de acuerdo en el endeudamiento, pero no en mil millones de pesos”.

El diputado argumentó por Radio del Plata que “el endeudamiento tiene tres grandes ejes, de los cuales uno nos parece que está bien planteado que es por el déficit y por la deuda. Y después tiene dos que están mal planteados o que no sirven”. Entre ese endeudamiento, explicó que “30 mil millones de pesos serían para gastos corrientes, para eventualidades, eso no existe. No es constitucional, no es legal. No se puede tomar deuda sin decir para qué se va a usar”.

En tanto que otros 30 mil millones serían utilizados para el Banco Provincia, pero según lo que relató Ottavis la redacción está muy confusa y no se comprende la utilidad de esos fondos.

Desde que aparecieron estos cuestionamientos al presupuesto presentado por Vidal, las negociaciones se congelaron y no se retomaron.

En este marco, el jefe del bloque sostuvo que “no creo que la Gobernadora haya estado en el día a día del tema, tiene que ver con falta de experiencia”.

Por último, Ottavis desmintió la operación orquestada por el oficialismo y los medios afines en los que responsabilizaron a la ex presidenta, Cristina Fernández, por el freno al tratamiento del proyecto. “Bajo ningún punto de vista hubo llamados de Cristina sobre este tema”, afirmó.

Fuente:http://www.enorsai.com.ar/politica/17726-vidal-en-su-laberinto–no-logra-explicar-el-endeudamiento-en-el-presupuesto.html


La alternativa al endeudamiento es claramente la moneda soberana.

Segundo Pilar: Recuperar nuestra Moneda Soberana

Las funciones, usos y flujo del dinero conforman factores de fundamental importancia para lograr y mantener la salud económica y social de la nación.  Ello no sólo es aplicable a la Argentina sino también a buena parte de las naciones – decididamente a todas en el Occidente industrializado – que hoy se hallan sumidas en profundas crisis económicas y de deuda, originadas en el uso incorrecto (y abuso) de las funciones fundamentales del dinero y moneda.

Sostenemos que lo que hoy sufre el mundo no es una “crisis económica” según los grandes medios pretenden que creamos, sino una Crisis Financiera.

La verdad es que las economías nacionales están todas mayormente intactas, en Estados Unidos, la Unión Europea, Latinoamérica y otras regiones.  Lo que está irrecuperablemente enfermo es el Sistema Financiero con sus banca especuladora, creadora de deuda ficticia y exigencias de salvataje cuando sus trucos terminan saliéndole mal.

Para que se comprenda mejor, hoy el sistema financiero global se parece a un especie de “tumor maligno” que  ha crecido exponencialmente y a partir del 2008 se transformó en una suerte de “metástasis” que hoy amenaza con matar al cuerpo económico en todos los países, del que vive parasitaria y destructivamente.  Las cifras lo demuestran por cuanto el monto acumulado de instrumentos financieros en circulación a nivel global – dinero bancario (ver más abajo), créditos, bonos de deuda pública y privada, operaciones cambiarias, operaciones bursátiles, fondos buitre y dinero circulante (que es una parte muy pequeña del actual mundo financiero) – representa una cifra de entre 50 y 100 veces mayor que la sumatoria del PBI de todos los países del mundo.

Nadie lo sabe a ciencia cuál es la cifra exacta, pues las finanzas hoy están totalmente fuera de control.  Lo que esto nos está indicando es que la cantidad de dinero financiero en circulación no se condice con la verdadera actividad y necesidades de la Economía Real, lo que hace que hoy Economía Real y Finanzas Virtuales corran por carriles opuestos y antagónicos.  Las Finanzas Virtuales, atrincherada en los mega-bancos, circuitos financieros, fondos especulativos, etc., están en guerra con la Economía Real del Trabajo y la Producción.

El Proyecto Segunda República propone Recuperar nuestra Moneda Soberana haciendo de ello nuestro Segundo Pilar dada su enorme importancia, pero que sólo podrá instrumentarse cuando hayamos recuperado el Estado Nacional Soberano.  Mientras suframos el actual Estado Colonial, nada de lo que se indica sobre la Moneda Soberana podrá efectivisarse.

Describamos los Conceptos Fundamentales que regirán la futura Moneda Soberana Argentina:

  • Categorías de Moneda o Dinero: Aunque de esto poco se hable en las universidades y en los multimedios, existen dos categorías fundamentales de dinero:
    • Dinero Público, que es aquél emitido por el ente estatal con monopolio sobre la creación de papel moneda (el banco central).  El dinero público no genera por sí sólo intereses.  Su cantidad debe ser cuidadosamente controlada por el Estado;
    • Dinero Privado, que es creado de la nada por el sistema bancario a través del mecanismo de encajes y de préstamos fraccionales que utiliza el factor multiplicador bancario.  Este dinero creado de la nada luego genera altísimos intereses al introducirse en la economía que son canalizados a quienes manejan o participan del sistema financiero no productivo.
  • Funciones de la Moneda – 
    • Principio Fundamental: La función básica de la Moneda Soberana es servir a la Economía Real del Trabajo y Producción.  Hoy esto es exactamente al revés: el trabajo está al servicio del dinero.
    • Organicidad: La Moneda de una nación es a la Economía Real del Trabajo y Producción, lo que la sangre es al cuerpo humano: ambos deben ser saludables, fluir a la velocidad correcta, en la cantidad correcta, presión correcta, temperatura correcta, cumplir correctamente con sus funciones, siendo creada y puesta en circulación (y también retirada de circulación), según las necesidades reales del cuerpo principal.
    • Funciones Específicas: la Moneda debe servir de:
      • medio de intercambio de bienes y servicios,
      • unidad de medida de valor para la fijación de precios,
      • instrumento de atesoramiento para permitir el ahorro y la capitalización, e
      • instrumento de expansión económica para promover el crédito para desarrollar la Economía Real.
    • Crédito: El actual Peso Argentino sirve sólo de manera imperfecta a inestable las primeras tres de las Funciones Específicas indicadas, mientras que no cumple en abosluto la cuarta y vital función de generar crédito para los emprendimientos públicos y privados.  Precisamente, esta es la función clave que los Dueños del Poder del Dinero destruyen y le quitan a la moneda pública para poder luego ser ellos la única fuente de crédito, utilizando el Dinero Privado Bancario que genera intereses e intereses sobre intereses que se esparsen anónimamente por toda la economía y la paga el público en general.  De esta manera, se logra cimentar a toda la economía sobre la usura
  • Moneda Soberana –
    • Es función fundamental y obligatoria del Estado, a través del banco central, proveer a la Economía Real del Trabajo, la cantidad correcta de moneda que  necesita para realizar todas las actividades económicas productivas y necesarias que la Comunidad Organizada demanda.
    • Emitir la cantidad correcta de Moneda Pública lo debe hacer el Estado en base a un amplio y complejo conjunto de datos y factores sobre las necesidades de la Economía Real, a nivel público y privado, tales como la velocidad de circulación, las demandas estacionarias, sectoriales y geográficas, cantidad de población activa y pasiva, y un amplio cúmulo de datos más.
    • Los mismos permiten determinar cuándo, y cuánta Moneda el Estado debe emitir, y cuándo, dónde y de qué manera habrá de inyectarla en la Economía.  Simétricamente, esos mismos parámetros permitirán determinar cuándo deba retirar Moneda de circulación para neutralizar todo efecto inflacionario, real o potencial.
    • Las modernas tecnologías de la informática y las comunicaciones hoy disponibles permiten micro y macro administrar este proceso, ajustando el volumen de moneda diariamente, de ser preciso;
    • De tal manera, el Banco Central puede cumplir su función de garantizar el máximo empleo con la mínima inflación (que entre paréntesis, es la misión oficial del Banco de la Reserva Federal, banco central de EEUU).
  • Política Monetaria:
    • Reactivar la economía, priorizando el desarrollo y activación del enorme potencial de nuestro territorio y pueblo;
    • Garantizar el Trabajo a todo hombre y mujer con edad y capacidad productiva, eliminando asistencialismos parasitarios y clientelismos denigrantes.  Todo argentino capaz, tiene el derecho constitucional y el deber de trabajar; 
    • Brindar protección a la clase pasiva, a los menores de edad y a los sectores más desprotegidos
  • Respaldo de la Moneda Pública: La estabilidad y solidez de la Moneda Pública no se regirá ni por la divisa de otra nación (el dólar estadounidense, por ejemplo), ni tampoco por algún commoditytradicional pero sin valor de uso para la comunidad (el oro, por ejemplo).  En vez, el respaldo de la moneda se basará sobre las siguientes realidades:
    • las Riquezas y los Recursos Nacionales casi ilimitados de los que dispone la Argentina en su territorio; se definirá el respaldo en su equivalente en una “canasta” de productos producidos por la República Argentina en rubros como la agroindustria, minería, energía y otros;
    • la Capacidad de Trabajo y Producción del Pueblo Trabajador.  Cuanto más disciplinado, eficiente, eficaz y creativo, mayor será la riqueza nacional a distribuir entre todos los Trabajadores, evitan al máximo excluir a eslabones y operadores parasitarios que no agregan valor;
    • la Confianza generada por un nuevo Estado Soberano Argentino, resultante de la aplicación de un Proyecto  Nacional creíble, viable y sustentable, que sea conducido y ejecutado por una dirigencia gubernamental seria, idónea y honesta

    Ello se integrará dentro de las siguientes políticas macro económicas y financieras:

  • Banco Central de la República Argentina (BCRA):El BCRA volverá a ser herramienta de gerenciamiento de una política monetaria alineada a los requerimientos de la Economía Nacional.  Tendrá la Misión de cumplir los siguientes objetivos:
    • Promover máximos niveles de producción y empleo (o sea, máximo crecimiento económico);
    • Conservar la máxima estabilidad de precios (o sea, mínima inflación, lo que significa preservar el valor de la moneda y del ahorro del Trabajador Argentino);
    • Actuar como agente financiero del Estado, asesor económico y agente de la Nación ante instituciones monetarias, bancarias y financieras internacionales, bajo el estricto control y ratificación de acuerdos por parte del Congreso de la Nación
    • Autorizar, regular y controlar la operatoria de las entidades financieras que operan en el país, teniendo como prioridad las necesidades de la Economía Real y los intereses de los ahorristas y no los de la comunidad financiera local e internacional.
    • Monetizar la economía nacional según sus verdaderas necesidades, operando en forma coordinada con el Banco de la Nación Argentina (BNA) y otros bancos oficiales que tendrán a su cargo promover los proyectos de infraestructura social y estratégica emanados del Proyecto Nacional Argentino.   En estas funciones, el BCRA desempeñará una función estratégica, mientras que el BNA desempeñará una función operativa.
    • Fijar la tasa de interés básica para todo el sistema bancario nacional que tenderá a evolucionar hacia la supresión del concepto básicamente inmoral del interés sobre el dinero en el menor plazo posible.  Los bancos irán migrando del cobro de intereses, al cobro de un honorario o costo fijo por los servicios que brindan; o sea, un precio que será claro y transparente para sus clientes desde un principio en lugar de cobrar una tasa de interés de efectos acumulativos y de crecimiento geométrico sobre el capital prestado.  El sistema bancario tendrá una estructura de precios clara y transparente como en los demás rubros de la economía.
    • Fijar los encajes bancarios brindando seguridad al sistema financiero y limitando la expansión de dinero “bancario” o “escriptural”.  Esos encajes irán aumentando hacia niveles crecientes de forma tal que los bancos privados solo puedan prestar el dinero genuinamente recibido de los ahorristas, en lugar de crear dinero de la nada a través del Factor Multiplicador Bancario, que en un plazo prudencial quedará suprimido;
    • Influir sobre la tasa de cambio del Peso Argentino respecto de las principales divisas mundiales, para regular distorsiones estructurales y estacionales en el comercio exterior.
    • Signo Monetario La función de la Moneda Soberana la desempeñará transitoriamente el actual Peso Argentino redimensionado en su masa monetaria, hasta tanto la Segunda República Argentina disponga un nuevo signo monetario, cuya defensa será objetivo nacional prioritario.  Será estrategia económica nacional procurar que el Peso Argentino sea divisa utilizada en otros países y mercados.
  • Política Fiscal:
    • El éxito de la activación económica a través del uso efectivo de Moneda Soberana depende de que se estructure simultáneamente un Sistema Fiscal equilibrado, eficaz y eficiente.  Correspondientemente, se ha de simplificar la estructura fiscal e impositiva gravando a aquellos sectores, organizaciones, empresas e individuos que disponen de mayor poder económico, político y social para concentrar riquezas.  Por ello, se priorizará la aplicación efectiva de los impuestos a las Ganancias y a los Ingresos Brutos (personas y empresas).
    • Se suprimirá inmediatamente el Impuesto a las Ganancias sobre personal en relación de dependencia por ser un abuso y un robo perpetrado por el gobierno actual desde la época de Menem.  El sueldo de un empleado no es una “ganancia”, es un ingreso.  Ganancias tienen los emprendimientos económicos a riesgo, como son las empresas.
    • Al mismo tiempo, se reducirá secuencialmente hasta su desaparición total todo impuesto al consumo popular, especialmente el IVA – Impuesto al Valor Agregado, que sólo se aplicará al consumo de elementos de lujo (alhajas, automóviles de alta gama, embarcaciones, casas de alto valor, aeronaves, etc), o redundantes (segundas viviendas o en zonas de veraneo, productos de lujo, etc.).
    • La reducción y posterior desaparición del interés sobre el dinero dentro de la economía, liberará amplios recursos que permitirán reducir y simplificar la estructura impositiva por cuanto, a mayor expansión y crecimiento económico, mayor será la recolección de impuestos.
    • El Presupuesto Nacional se basará sobre sus ingresos fiscales y ordenará sus prioridades de manera realista y justa.  Actualmente, esas prioridades están centradas en reunir recursos para pagar intereses de la Deuda Públca, cuyo rubro disminuirá rápidamente a medida que avance la investigación de la Deuda Externa, según los descripto en el Tercer Pilar: Rechazar el concepto de la Deuda

1er Pilar: Refundar el Estado Nación Soberano
2do Pilar: Recuperar nuestra Moneda Soberana
3er Pilar: Rechazar el sistema de Deuda Pública Externa e Interna
4to Pilar: Rescatar nuestras Instituciones Republicanas de su dependencia del Dinero
5to Pilar: Restaurar los Valores Éticos Tradicionales

Fuente:http://proyectosegundarepublica.com/pilar-n-2-recuperacion-de-una-moneda-soberana/