Gibraltar dice que su soberanía dista de ser motivo de discusión

El Gobierno de Gibraltar reiteró este miércoles que la soberanía de Gibraltar “no es motivo de discusión” y pidió al Ejecutivo español que entre “en el siglo XXI” y renuncie a reclamaciones “medievales” en temas territoriales.

El Gobierno de Mariano Rajoy hizo esta mañana un llamamiento a la  reanudación del diálogo bilateral entre la Reino Unido y España sobre la soberanía de Gibraltar.

El Gobierno de España compartía así el llamamiento de la cancillería argentina para encontrar con el Reino Unido una “solución pacífica y duradera”, a través de negociaciones bilaterales, a la disputa de soberanía entre los dos países sobre las Islas Malvinas.

Pero para el Gobierno de Gibraltar, la soberanía del Peñón, en el sur de España, “no es un asunto para la discusión o negociación con España”.

El Ejecutivo de Fabian Picardo estima que los llamamientos españoles son “irreales” y alimentan “falsas esperanzas” sobre una hipotética reanudación del diálogo.

Gibraltar alerta en un comunicado de que “nunca consentirá” el inicio de un proceso de diálogo en materia de soberanía y ha pedido a España que “entre en el siglo XXI y abandone sus reclamaciones medievales”, así como la “agresiva” forma en las que intenta defenderlas.

“Reino Unido ha declarado que el pueblo de Gibraltar tiene derecho de autodeterminación y que nunca cederá la soberanía a otro Estado en contra de sus deseos”

También “ha acordado que no entrará en un proceso de negociaciones con España, con el que Gibraltar no esté conforme”, afirma en el comunicado.

Madrid y Londres han detenido el diálogo formal sobre Gibraltar y debate el formato que deberían tener de cara a su posible reanudación.

Picardo defiende el foro tripartito, en contra del criterio “bilateral” que exige España.