Escocia prosigue su propia vía de acercamiento a Irán

Escocia parece querer poner en práctica una política exterior propia. Una reciente visita en diciembre de una delegación del Partido Nacional Escocés (SNP) escocés a Teherán durante cuatro días puso de manifiesto el intento de Escocia de llevar a cabo iniciativas independientes de política exterior que el gobierno del Reino Unido encontraría difícil de realizar, según el periódico The Herald de Escocia.

Uno de los que visitaron Irán fue el líder del SNP, Alex Salmond. Él estuvo acompañado por dos compañeros y parlamentarios, Tasmina Ahmed-Sheikh y Bill Kidd.

Salmond dijo que “la oposición al aventurerismo occidental en Oriente Medio, el incremento de las relaciones comerciales y la apertura de francas discusiones sin intentos de sermonear” habían dominado las conversaciones que tuvieron lugar en el marco del intento de Escocia de alejarse de la política exterior británica.

Escocia busca suministrar a Irán tecnología para el desarrollo de oleoductos y gaseoductos y de cosechas que resistan a la sequía, También desea aumentar las importaciones de productos iraníes.

Según The Herald, los miembros de la delegación escocesa fueron recibidos cordialmente en Irán y tuvieron un mayor acceso a los ministros y altos responsables iraníes que la reciente delegación de Comercio e Inversiones británica que visitó Teherán. Los iraníes mostraron interés en la tecnología agrícola y los conocimientos escoceses en campos como el petróleo y la educación.

“Todo el mundo en Irán, desde los ministros del gobierno a los clérigos y a los camareros del Hotel Espinas, conocían el proceso que Escocia había experimentado durante el referéndum”, dijo Salmond. “La gente en Irán estaba fascinada por la posibilidad de que Escocia se convierta en un estado independiente y estaban, tengo que decir, entusiasmados por esta idea”.

Bill Kidd hizo un llamamiento a parlamentarios iraníes para que se unan a la organización Parlamentarios por la No Proliferación y el Desarme (PNND), de la cual él es vicepresidente. La red comprende a 700 parlamentarios de 75 países. Irán tiene sólo un representante de un partido minoritario y un aumento de representantes iraníes sería un éxito para la PNND. Kidd señaló que el gobierno escocés permanece opuesto a las armas nucleares y rechaza su despliegue en Escocia.

Muchos países del Sur mantienen una simpatía por la causa de la independencia de Escocia, ya que ella daría lugar a un país progresista de habla inglesa en contraste con las políticas imperialistas y colonialistas que el Reino Unido e Inglaterra han seguido en el curso de su historia.

Fuente:http://www.almanar.com.lb/spanish/adetails.php?eid=115883&cid=25&fromval=1&frid=25&seccatid=51&s1=1