3 DE ENERO DE 1833: USURPACIÓN DE LAS ISLAS MALVINAS. LAS DUDAS INGLESAS.

“He revisado todos los papeles relativos a las Falklands. De ninguna manera encuentro claro que alguna vez hayamos sido titulares de la soberanía de dichas islas”.
(Duque de Wellington, en 1834, siendo Primer Ministro de Gran Bretaña).

Numerosos estudiosos y juristas británicos coincidieron luego con el célebre vencedor de Napoleón en Waterloo: en 1910 el titular del Departamento América del Foreign Office, Sidney Spicer, escribió “…la actitud del gobierno argentino no es enteramente injustificada y nuestra acción ha sido algo despótica”; un año después el secretario asistente del Foreign Office, R. Campbell, se preguntaba “quién tenía el mejor derecho al tiempo que nosotros anexamos las islas. Yo pienso que el gobierno de Buenos Aires […] Nosotros no podemos hacer fácilmente un buen reclamo y astutamente hemos hecho todo lo posible para evitar discutir el tema en la Argentina”; en 1928 el embajador británico en Buenos Aires, sir Malcolm A. Robertson señaló en una carta privada que “las reclamaciones argentinas a las islas Falkland en ninguna forma son sin fundamentos”, e insistía en otro documento que “el caso inglés no es lo suficientemente fuerte como para afrontar una controversia pública”; en 1930 se pudo leer en la página 390 de la obra The canons of international law: “Los británicos ratearon las Falkland en 1833”; en 1936 el consejero legal de la cancillería inglesa, George Fitzmaurice, señaló: “Nuestro caso posee cierta fragilidad” y aconsejaba lo que finalmente se hizo: “Sentarse fuerte sobre las islas, evitando discutir, en una política para dejar caer el caso”; en el mismo año John Troutbeck, alto funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores británico escribió: “…nuestra toma de posesión de las islas Malvinas en 1833 fue tan arbitraria […] que no es por tanto fácil de explicar nuestra posición sin mostrarnos a nosotros mismos como bandidos internacionales”. Estos son sólo algunos testimonios. Existen muchos documentos lapidarios más, pero fueron retirados del Archivo Público Oficial (P.R.O.) en abril de 1982, al tiempo que Thatcher declaraba: “siempre hemos sido asesorados sobre que los derechos británicos son firmes como una roca”. Los documentos en cuestión deberían ser desclasificados en el año 2015.
(Armando Alonso Piñeiro, “Historia de la guerra de Malvinas”, Buenos Aires, 1992, pp. 12-14)

Visto En:https://www.facebook.com/1568761336731928/photos/a.1568778586730203.1073741828.1568761336731928/1651401868467874/?type=3&theater