El año de Merkel y Putin (y Forbes destaca a Macri)

Las influyentes publicaciones The Economist, Time y Forbes coincidieron en que Angela Merkel y Vladimir Putin fueron los gobernadores más destacados y poderosos en 2015. Pero Forbes agrega como un gran avance el arribo de Mauricio Macri a la Presidencia argentina por el impacto regional que puede provocar.

Las revistas The Economist, Time, Forbes y Foreign Policy coincidieron en concederle a Angela Merkel y Vladimir Putin el rol de grandes personajes de 2015.
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). La revista The Economist calificó al 2015 como un año “excepcionalmente tumultuoso”, incluso bajo los estándares de la era “post 9/11”. ¿Por qué? 
 
> La guerra en Siria se volvió más compleja, Estado Islámico más militante y calculador, y el Medio Oriente más incomprensible.
 
> Europa, que enfrentó la mayor ola migratoria desde la 2da. Guerra Mundial, recibió ataques terroristas sin precedente en su territorio y descubrió el crecimiento de la beligerancia rusa (y viceversa: Ucrania).
 
> En USA, la violencia policial, el crimen y las manifestaciones sociales alcanzaron nuevos picos.
 
> Tanto USA como Europa vieron, quizás enraizado en estos fenómenos, a políticos populistas de derecha, “promotores del miedo”, escalar en las encuestas (desde Donald Trump a Marine Le Pen). “Hace 30 años, muchos europeos veían al multiculturalismo –la tendencia hacia una sociedad diversa e inclusiva- como una respuesta a los problemas sociales europeos. Hoy, una cantidad creciente de personas lo percibe como la causa de todos los males”, escribió Kenan Malik en la revista Foreign Affairs
 
La percepción de que el multiculturalismo fracasó es el combustible del avance de los partidos de extrema derecha en Europa. Tanto en este continente como en USA, hubo una escalada en la imagen de políticos populistas de derecha quienes, con un discurso xenófobo, agitan los temores más diversos. “La amenaza es real”, dice The Economist. “El apoyo a la derecha populista no tiene paralelo desde la 2da. Guerra”, advierte el semanario. 
 
Sin embargo, no todo es oscuridad. Desde una mirada esperanzadora:
 
> Irán aceptó suspender su programa nuclear.
 
> USA empezó a normalizar sus lazos con Cuba.
 
> En Latinoamérica llegó el fin del populismo de izquierda -tras el estancamiento de las economías emergentes-. El triunfo de Mauricio Macri en las elecciones argentinas presidenciales indica el inicio del tan esperado cambio de página en el continente.
 
Un mundo interconectado y global
 
La guerra civil en Medio Oriente y los tentáculos del terrorismo de ISIS sacudieron a Europa, con millones de refugiados en fuga hacia el continente de la prosperidad (¿?). El bajo crecimiento económico disparó crisis y revueltas populares desde Grecia hasta España. Los movimientos belicosos de Rusia en Ucrania generaron sanciones que –junto con el desplome en el precio del crudo- paralizaron la economía. 
 
Los ataques terroristas del 13/11 en Paris demostraron que no sólo se apunta a grupos de interés en particular (tal como había ocurrido en los atentados de enero contra la redacción de la revista Charlie Hebdo y un supermercado kosher) sino que cualquiera que camine por las calles de París es un objetivo posible. Esta novedad provocó una sensación de vulnerabilidad en todos. “Si alguna vez se necesitó prueba de que el mundo hoy está interconectado, 2015 lo corroboró”, escribe Shellie Karabell, en la revista Forbes
 
Pero que el oleaje en 2015 haya sido excesivamente movido, despertó reflexiones tanto positivas como negativas. ¿Qué hizo de 2015 un año distinto? Desde muestras descomunales de solidaridad para con los refugiados ya mencionados hasta el liderazgo de los mandatarios europeos que luchan por conservar los valores que hicieron de Europa el bastión de la cultura occidental mientras enfrentan la amenaza yihadista por un lado y la extrema derecha por el otro. 
 
Del regreso de Rusia a la escena internacional –ocupando en Siria e Irak un vacío de poder dejado por USA-, al avance de un pre-candidato a Presidente estadounidense que propone limitar la inmigración desde México y prohibirle la entrada a los musulmanes: fenómenos surgidos en 2015, año en el cual se se mezclaron las más audaces expresiones de locura y de cordura.
 
El populismo de derecha en ascenso
 
El caldo de cultivo del fenómeno populista que avanza a ambas costas del Océano Atlantico, explica The Economist, es el desempleo en Europa y el salario estancado en USA, situaciones que lastiman a una masa de trabajadores blancos, no tan jóvenes, de clase baja y cuyos empleos están amenazados por la globalización y la tecnología. 
 
Por este motivo ellos culpan tanto a los inmigrantes -quienes les diputan espacios- como a las élites económicas de Washington DC. Por supuesto, los atentados cometidos por los yihadistas en ciudades occidentales son alimento para los “promotores del miedo”. Los populistas desprecian los ideales liberales: los mercados abiertos, las fronteras abiertas, la globalización y el libre movimiento de la gente. 
 
“Nueva tecnología, prosperidad y comercio harán más que la xenofobia para hacer desaparecer las inseguridades de la gente. La manera de superar el resentimiento es a través del crecimiento económico y no del levantamiento de paredes. La forma de vencer el terrorismo islamista es conseguir la ayuda de los musulmanes y no tratarlos como hostiles”, expresa el semanario británico. 
 
Pero, además, los políticos liberales necesitan ocuparse de los asuntos que preocupan a los ciudadanos y que, al quedar desatendidos, son explotados por los populistas. La Unión Europea, por ejemplo, debe diseñar una política firme sobre el ingreso de inmigrantes, alentando a que quienes están preparados para trabajar, lo consigan lo antes posible, y así “ayudarlos a absorber valores occidentales”. 
 
Donald Trump en USA tiene el apoyo de apenas el 30% de los 25% de estadounidenses que dicen ser republicanos. Pero la participación electoral en las primarias estadounidenses es de menos del 20%. La participación en Francia en las últimas elecciones regionales -en las que el Frente Nacional de Marine Le Pen quedó como la fuerza partidaria N°2 del país- estuvo por debajo el 50%. “La manera de vencer a los populistas es en las urnas. La mayoría moderada tiene la responsabilidad de presentarse” y sumar un voto a aquellos candidatos que abogan por la apertura y la tolerancia, adujo The Economist.
 
Angela Merkel, el califa de ISIS y Trump
 
Son las tres personas más importantes del año según la revista Time, en su ya tradicional ranking de fin de año. 
 
> La canciller alemana es la N°1 del 2015. Merkel, hija de un pastor luterano de la ex Alemania comunista, cumple 10 años en el poder pero, además, es la líder ‘de facto’ de todo un continente. Para celebrarlo, en 2015 salvó una vez más a la Unión Europea del colapso total, ante la crisis provocada por el ingreso de miles de refugiados. Merkel brindó “liderazgo moral estable en un mundo donde escasea”, describió Time. Su rol en la crisis de refugiados –levantó el techo de la cantidad admitida por Alemania- fue vital para manejar la situación. La canciller ya había salvado al continente en la crisis del euro, que amenazó con hundir a los 19 países por el default de Grecia. Merkel, entonces, predicó austeridad a los países calurosos del Mediterráneo que gastaban más de lo que tenían. Esta vez, Merkel le abrió las puertas a 1 millón de refugiados. Un acto audaz y controversial. Para algunos, la redención europea; para otros, su mayor amenaza. 
 
> El N°2 en el ranking de gente más importante del año, aunque por razones muy distintas, es Abu Bakr al-Baghdadi, el auto-proclamado califa del Estado Islámico. Al-Baghdadi exporta la violencia extremista y la religión distorsionada al resto del mundo y es el líder de un “pseudo-Estado” en territorios de Siria e Irak.
 
> El lugar N°3 es para Donald Trump, precandidato presidencial de los republicanos quien propuso prohibirle la entrada a todos los musulmanes al país, y recibió la condena de los sectores políticos casi por unanimidad. 
 
> En el N°4, el movimiento “Black Lives Matter” (“las vidas de los negros importan”), según Time. Es un nuevo movimientos por los derechos civiles que está convirtiendo su grito de protesta en una fuerza política.
 
> Y en 5to. lugar está Hassan Rouhani, el presidente iraní que está luchando contra la línea ‘dura’ en su país para terminar con el aislamiento internacional.
 
Forbes: Merkel, Obama, Putin, Hollande… y Macri
 
La revista Forbes calificó a los principales mandatarios del mundo y su accionar. Ellos son: Barack Obama (Estados Unidos), Angela Merkel (Alemania), Vladimir Putin (Rusia) y François Hollande (Francia). 
 
Pero hay otros 2 mandatarios que, si bien no son de países líderes en el mundo, están incluidos en la lista de Forbes por lo que representan sus triunfos en sus respectivas naciones: Mauricio Macri en la Argentina, y Roch Kabore en Burkina Faso. Sus ascensos al poder representan una muy esperada salida del populismo. 
 
> La mejor calificada es la canciller alemana Angela Merkel, con la máxima nota, una “A”. Forbes, al igual que Time, premia a la alemana por su actuación en la crisis de los refugiados y su función de nexo entre Europa, USA y Rusia. A nivel doméstico, Merkel tiene apoyo popular y peso político. La coalición que gobierna tiene 500 de los 631 asientos del Bundestag (Parlamento). El desempleo en Alemania está por debajo del 10%. Es la primera canciller mujer en Alemania, aunque algunos la han llamado “el hombre más fuerte de Europa”.
 
> Barack Obama es el que sigue a Angela Merkel en desempeño con un “B+”. Forbes lo considera un Presidente que hace buenos intentos aún cuando, sin embargo, consigue menos de lo esperado. 
 
> Vladimir Putin, el Presidente ruso, se sacó una “B”, porque “no juega lindo con otros”. Habiendo quedado en el pasado su “aventura en Ucrania” –Angela Merkel lo convenció de llegar a un acuerdo que cumple hasta hoy, para dejar atrás el conflicto-, Putin pudo volver a la mesa de los líderes principales del mundo. Fue la lucha contra el Estado Islámico lo que redimió a Putin, y es difícil disputar la sabiduría de su pragmatismo: “primero lidiar con ISIS, después reemplazar al (Presidente sirio) Bashar Al Assad”, según explica Forbes. Otra vez, gracias a Merkel haciendo de intermediaria, Putin consiguió traer a USA a la coalición anti-terrorista junto con él y Europa.
 
> El Presidente francés François Hollande se sacó un “B-, mejorando y haciendo esfuerzos”. Si el Presidente francés fuese una compañía, su cotización en el mercado probablemente se habría duplicado recientemente por el increíble giro que ha logrado darle a su Gobierno este año. El hombre conocido como el “marshmallow” incluso por su propio partido, ha logrado convertirse en un creador de empleo en su país y líder en la lucha anti-terrorista, rodeándose de socialistas más jóvenes que él, que son más amigos del mercado. Tras los atentados del 13/11, Hollande le declaró la guerra al yihadismo y comenzó a bombardear Siria. Algunos en Francia están comenzando a pensar que podría ser reelegido, aunque a los socialistas les fue muy mal en las recientes elecciones municipales y regionales. Además, la amenaza de la derecha extrema del Frente Nacional, con Marine Le Pen, es real y está latente.
 
> Mauricio Macri, a menos de un mes de asumir en Argentina, ya fue puntuado y se sacó un “B-, muy trabajador”. Macri es el 1er. Presidente argentino que no es ni peronista ni radical, en casi un siglo. “12 años de mandato corrupto de los Kirchner dejaron al país muy endeudado, luego de ser aislado de los mercados de capital internacionales tras el default soberano más grande del mundo en 2001 (pre-Kirchner)”, afirma Forbes. Dando un giro en materia de política exterior, Macri está intentando recuperar la relación con USA y la Unión Europea, alejarse de Rusia y dar marcha atrás con el Memorando con Irán. También buscará echar del Mercosur a la Venezuela de Nicolás Maduro.
 
> Roch Marc Christian Kabore, presidente de Burkina Faso, se sacó una “A-, liderazgo fuerte y visión”. Su ascenso al poder puede ser la marca que guíe al resto de África: un ejemplo de que un levantamiento popular puede convertirse en voluntad política. A diferencia de algunos países del Norte de África, que vieron a sus gobiernos derrocados en 2011 en la entonces llamada “primavera árabe” y hoy se desangran en guerras civiles, Burkina Faso ha logrado deponer a un líder impopular tras 27 años al mando, llevar a cabo un golpe militar casi sin que corra sangre y luego tener elecciones democráticas. Todo en solo 18 meses.
 
Los más poderosos, según Forbes
 
Más allá de cómo se hayan portado los presidentes y cómo los califica Forbes, la revista también hace una lista de los más poderosos del mundo en 2015. El ranking revela en qué estado se encuentra el balance de poder a nivel mundial, y los resultados muestran que este se está volviendo cada vez más multi-polar. 
 
Hoy es más difícil que ayer definir dónde se concentra todo el poder. En algún momento fue en USA, o bien en otra ocasión hubo 2 puntos de poder (mundo bi-polar, la Guerra Fría). Aunque USA continúa sobresaliendo, los 2 primeros puestos en el ranking de las personas más poderosas del mundo 2015 muestran un mundo con el poder más repartido en distintos polos que anteriormente.
 
> En 1er. lugar está el Presidente ruso Vladimir Putin, quien para Forbes es una de las pocas personas del mundo que puede hacer lo que quiera y salirse con la suya. Las sanciones internacionales impuestas tras sus acciones en Crimea y Ucrania llevaron a Rusia a una recesión, pero no lastimaron el apoyo a Putin. En junio, el 89% de los rusos lo consideraban en forma positiva. En octubre, bombardeó al ISIS en Siria y se reunió con Bashar al-Assad, dejando en una posición débil a USA y la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), y contribuyendo a reconstruir la influencia rusa en el exterior.
 
> En 2do. lugar está Angela Merkel. La canciller alemana peleó contra la recesión en su país, ayuda a Grecia a revivir su economía, usó su poder contra ISIS enviándole armas a los kurdos y tuvo un rol clave en la crisis Rusia-Ucrania.
 
> Recién en 3er. lugar está el Presidente de USA, Barack Obama. “No hay duda de que Estados Unidos sigue siendo la potencia económica, cultural, diplomática, tecnológica y militar más grande del mundo. Pero mientras Obama entra en el año final de su Presidencia, está claro que su influencia se está encogiendo”, y que cada vez le cuesta más concretar las cosas, dice Forbes.
 
> El papa católico apostólico romano Francisco está en 5to. lugar. Líder espiritual de un sexto de la población mundial (1.200 millones de personas), Francisco está embarcado en la misión de transformar la imagen conservadora de la Iglesia Católica. El Papa pidió acciones urgentes en temas como el cambio climático, la inmigración, la persecución de cristianos y otras minorías de Medio Oriente. Pidió perdón a las víctimas de abuso sexual en casos que involucraban a autoridades eclesiásticas y predica compasión por los pobres y un mayor involucramiento de la mujer en la Iglesia. También pide que se le quite el foco a temas como el aborto, el matrimonio gay y el uso de anticonceptivos.

La mayoría de los israelíes considera Putin como persona de año

La mayoría de los israelíes califica el presidente ruso, Vladímir Putin, de persona de año, dice una encuesta efectuada por la agencia Panels Research para el diario Jeruselem Post.

Un 29 por ciento de los encuestados considera Putin como persona de año, un 16 por ciento vota por la canciller alemana, Angela Merkel, mientras que un 15 por ciento se pronuncia por el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

El papa Francisco y el líder estadounidense, Barack Obama, recibieron un 2 por ciento, y un 33 por ciento de los israelíes no pudo responder.

En diciembre pasado Merkel fue nombrada persona de año por la revista estadounidense Time.

Además, la canciller alemana fue nombrada la persona más influyente del año que se va por la agencia gala France Presse, que situó en el segundo lugar al líder ruso.

El sondeo abarcó a 527 personas mayores de 18 años.

Fuente:http://mundo.sputniknews.com/rusia/20160101/1055429217/israel-putin-persona-ano.html#ixzz3w8DIAwxO