Diputado iraquí: Ejecución de clérigo chií en Arabia Saudí prenderá llama en la región

Un alto parlamentario iraquí condena la ejecución en Arabia Saudí del prominente clérigo chií el sheij Nimr Baqer al-Nimr, hecho que “prenderá la llama en la región”.

“La decisión tomada por la familia Al Saud busca prender una vez más la llama en la región, causar guerras sectarias y aumentar, así, las crisis regionales”, ha denunciado este sábado el legislador y miembro de la coalición iraquí Estado de Ley, Mohamad al-Sayhud, en declaraciones a la televisión local Al-Sumaria.

La decisión tomada por la familia Al Saud busca prender una vez más la llama en la región, causar guerras sectarias y aumentar, así, las crisis regionales”, denuncia el legislador y miembro de la coalición iraquí Estado de Ley, Mohamad al-Sayhud

El Ministerio saudí del Interior ha informado este sábado de la ejecución de un total de 47 personas en varias provincias de Arabia Saudí por supuestos cargos de terrorismo, entre ellos el sheij Nimr Baqer al-Nimr.

Para el político iraquí, la medida pone de relieve las ambiciones sectarias de Riad que “apuntan contra la humanidad” y que pretenden “apoyar a los flujos takfiríes”.

Hisam al-Yaburi, otro diputado iraquí, ha criticado que la ejecución del prominente líder opositor saudí se ha realizado para “complacer a los sionistas”, en alusión al régimen de Israel.

En un comunicado al que ha tenido acceso Al-Sumaria, el político iraquí ha advertido de que el asesinato de Al-Nimr muestra “el debilitamiento de las bases y el fin del régimen terrorista saudí”.

Al Nimr fue detenido en julio de 2012 y condenado a la pena capital el 15 de octubre de 2014 por apoyar las protestas antigubernamentales, defender los derechos de los prisioneros y desobedecer a la familia real que rige el país árabe.

Su condena a la pena capital suscitó un fuerte malestar entre los países musulmanes como El Líbano, Yemen, Irán e Irak, así como entre organismos pro derechos humanos. Para Amnistía Internacional (AI) la decisión “es parte de una campaña de las autoridades de Arabia Saudí para aplastar a toda la disidencia, incluidos los defensores de los derechos de la comunidad musulmana chií del reino”.

Arabia Saudí ejecutó a más de 150 personas en 2015, el primer año del reinado de Salman bin Abdulaziz, una cifra muy superior a las 88 ejecuciones registradas en 2014.

Fuente:http://hispantv.com/newsdetail/Irak/199490/irak-ejecucion-nimr-arabia-saudita-chiita