Y Putin volvió a ganar: Turquía se retira de Irak

by

Comenzaremos el 2016 con una excelente noticia: como adelantaba Sorcha Faal hace días, la presión de Rusia y el BRICS sobre Estados Unidos ha hecho que este país haya obligado a Turquía a retirarse de Irak, evitando un motivo real para el estallido de la III Guerra Mundial.
Sólo cuando esta locura termine y las personas que vivieron en primera línea estos tensos días previos a la demolición del sistema de dinero-deuda relaten cómo sucedió, nos enteraremos de lo cerca que estuvimos de una guerra mundial.
El que Putin, al comando de los BRICS, haya vuelto a ganar la partida tiene una miríada de repercusiones y consecuencias que sólo puedo apenas vislumbrar a ver.
La primera de ellas (a la vista de los pulsos que Rusia viene ganando a la OTAN: Ucrania, Siria y ahora Irak) nos lleva a preguntarnos sobre el potencial negociador que exhibe Putin. Es decir: sabemos que su tecnología militar es superior actualmente, aunque Rusia, que encarna los valores de la Humanidad, no quiere que la derrota del bloque sionista se produzca a costa de millones de vidas en una hipotética guerra nuclear. Y esto los sionistas lo saben, obviamente, y juegan con ello provocando a Rusia porque a ellos la vida humana no les importa nada.
Entonces, ¿qué razones han hecho doblegarse a los sionistas? (La última, al admitir el FMI la bancarrota de Ucrania por el impago de la deuda de 3.000 millones con Rusia).
Han debido ser razones económicas, y en ello China ha debido jugar un papel importantísimo, sin duda. Lo cual nos lleva a preguntarnos el real papel actual de China en el mundo, más allá de que el FMI siga controlado por los sionistas (por cierto, Christine Lagard encara un juicio por corrupción en Francia…).
Como digo, ahora mismo no sé decir qué factores han concurrido para que Rusia se salga una vez más con la suya ¡sin disparar un tiro! pero la acumulación de victorias aquilata que estamos viviendo un cambio de tendencia en la política mundial que coincide con el comienzo del reseteo del sistema monetario.
Esto no quiere decir, obviamente, que el 2016 vaya a ser un camino de rosas porque, de hecho, el peligro de atentados en capitales europeas está sobre la mesa pero sólo hay que ver lo que se ha atrevido a decir un ministro polaco el otro día para darnos cuenta de que algo nuevo se está abriendo y que, por ejemplo, Alemania se está acercando descaradamente a Rusia, al anunciar la colaboración de sus servicios secretos con Siria y Rusia (y de hecho, Irán).
Turquía y Arabia Saudita continúan constituyendo peligros para la Humanidad, pero lo que está claro es que cada día se ve más certeramente quiénes son los buenos y quienes son los malos. Y eso, queridos amigos, era el obstáculo para solucionar todos los problemas, porque una vez que los que queremos el Bien nos unimos, no hay manera de provocar guerras ni crisis económicas.
Así pues, la verdadera razón para orientar el voto en cada una de las elecciones nacionales no son las propuestas locales (que no las hay, salvo frente a la aberrante política de género) sino el posicionamiento respecto al BRICS. Junto a Rusia o junto a la OTAN.
Esa es la única elección real que hoy afrontamos (en España).zx

Fuente: http://www.rafapal.com/?p=81493