Una empresa estadounidense admitió que pagó coimas al gobierno de Gioja

Se trata de la compañía de servicios mecánicos para aviones Dallas Airmotive Inc, que admitió ante el Departamento de Justicia de USA haber pagados sobornos a, entre otros, funcionarios del gobierno de la provincia de San Juan para conseguir contratos. Para ello utilizó “empresas fantasmas”, entre otros artilugos.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Una empresa estadounidense admitió ante el Departamento de Justicia que pagó coimas a funcionarios del gobierno de la provincia de San Juan, entre otros, para conseguir contratos.

Se trata de la compañía de servicios mecánicos para aviones Dallas Airmotive Inc, con sede en Graprevine, Texas.  El gobierno del cristinista José Luis Gioja era “cliente” de la empresa, señaló el informe oficial.

Por el hecho, la empresa deberá pagar US$14 millones en multas, además será objeto de una investigación por parte de la Justicia federal de USA.

La acusación, que forma parte de un acuerdo de enjuiciamiento diferido contra Dallas Airmotive, fue por los cargos de conspiración para violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero y de las disposiciones anti soborno de dicha ley, trascendió.

Según un comunicado del Departamento de Justicia publicado el miércoles en su página oficial, Dallas Airmotive admitió que “entre 2008 y 2012 sobornó a oficiales de la la Fuerza Aérea de Brasil, de la Fuerza Aérea de Perú, de la Oficina del Gobernador del estado brasileño de Roraima, y a la Oficina del Gobernador de la provincia de San Juan en Argentina”.

La policía brasileña prestó colaboración en el caso, asegura el comunicado.

“Dallas Airmotive utilizó varios métodos para transmitir los pagos de sobornos, incluyendo la celebración de acuerdos con empresas fantasma afiliadas a funcionarios extranjeros, y la prestación directa de cosas de valor, tales como vacaciones pagadas a funcionarios extranjeros”, precisó el Departamento de Justicia en el comunicado.

De acuerdo con la investigación realizada por agentes de la oficina de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) en Dallas, cinco ejecutivos de Dallas Airmotive, tres funcionarios gubernamentales y tres líderes de las llamadas “empresas fantasma”, estuvieron involucrados en el esquema que se registró entre el 2008 y el 2012.

Según informó The Wall Street Journal, una vocera de la compañía dijo que el Departamento de Justicia  reconoció la cooperación de la empresa y las mejoras que hizo a su programa de cumplimiento. Aseguró que la compañía mantiene altos estándares articulados en su código de ética en los negocios, pero lamenta que “dichas normas hayan sido violadas por un número limitado de agentes y empleados de negocios de Dallas Airmotive en América del Sur” desde 2008 hasta 2012.

“Estas personas ya no están en la compañía, y Dallas Airmotive do Brasil y nuestro equipo de ventas en América del Sur están operando bajo un nuevo liderazgo”, dijo la portavoz en un correo electrónico.