“A UN PASO DEL NUEVO ORDEN MUNDIAL” – Falso Ecologismo

Ecologismo y medio ambiente, tácticas de la ONU.


Curiosidades: obsérvese la imagen publicada. La Patagonia Argentina y Chilena quedan excluidas (reservadas) del pseudo calentamiento global. ‪#‎COP21‬

Esta es la historia de como una teoría sobre el clima se ha transformado en una ideología política. (Geopolítica)


 Documental “El gran fraude del calentamiento global”


Noticia: Cumbre del Clima en París: 195 naciones acordaron detener el calentamiento global.

Los gobiernos aprobaron un pacto sobre el cambio climático que por primera vez pide a todos los países que limiten las emisiones de gases de invernadero. Algunos delegados lloraron ante el anuncio.

Un histórico acuerdo mundial contra el cambio climático, que une por primera vez en esa lucha a países ricos y en desarrollo, fue aprobado este sábado por 195 países en una conferencia cargada de emoción en París.


Mauricio Macri celebró el acuerdo en la Cumbre del Clima: “Es un paso para lograr cambios”

El Presidente prometió que Argentina colaborará para lograr los objetivos a los que arribó el encuentro que se celebró en París por el cambio climático.

Mauricio Macri manifestó su satisfacción por el acuerdo al que arrobaron 195 países en país para combatir de manera integral los efectos del cambio climático. El entendimiento se consiguió este sábado en la cumbre reunió a enviados de todo el mundo en la capital francesa.

“Gran paso en la Cumbre Climática COP21“, indicó el Presidente en su cuenta de Twitter, en referencia a la abreviatura con el que se promocionó el encuentro por sus siglas en inglés. “Por primera vez hubo acuerdo global para proteger el clima”, apuntó.

Macri apuntó que el “cambio climático es el mayor desafío que enfrenta la humanidad y este acuerdo es un paso trascendente para lograr los cambios necesarios”. Y prometió que “Argentina colaborará para lograrlo“.

Macri expresó su satisfacción por el acuerdo en la cumbre de París por Twitter
Macri expresó su satisfacción por el acuerdo en la cumbre de París por Twitter Crédito: Presidencia de la Nación

Mauricio Macri manifestó su satisfacción por el acuerdo al que arrobaron 195 países en país para combatir de manera integral los efectos del cambio climático. El entendimiento se consiguió este sábado en la cumbre reunió a enviados de todo el mundo en la capital francesa.

“Gran paso en la Cumbre Climática COP21“, indicó el Presidente en su cuenta de Twitter, en referencia a la abreviatura con el que se promocionó el encuentro por sus siglas en inglés. “Por primera vez hubo acuerdo global para proteger el clima”, apuntó.

Macri apuntó que el “cambio climático es el mayor desafío que enfrenta la humanidad y este acuerdo es un paso trascendente para lograr los cambios necesarios”. Y prometió que “Argentina colaborará para lograrlo“.

macri cipayo climático

El pronunciamiento de Macri ocurrió casi en simultáneo con las palabras que su par estadonunidense, Barack Obama, tuvo al respecto. “Es un punto de inflexión para el mundo”, dijo Obama a través de una declaración de la Casa Blanca. “Es la mejor oportunidad para salvar al planeta”.

En la COP21 de París, 195 países, tanto desarrollados como en desarrollo, se comprometieron de manera histórica a transitar de manera conjunta hacia una economía baja en carbono.

A las 19:26, hora local de Francia, el presidente de la COP21, Laurent Fabius, dio el esperado martillazo del consenso en el plenario de la cumbre y dijo: “Acabamos de hacer una cosa grande”, en medio de los aplausos y abrazos de los presentes.

El presidente francés, François Hollande, se incorporó nada más aprobarse el acuerdo y se fundió en un fuerte abrazo con el secretario de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, mientras al secretario de Estado estadounidense, John Kerry, se le caían lágrimas de emoción.

Según trascendió, el texto que surgió de la cumbre se firmará en abril en Nueva York. A partir de entonces, todos los países involucrados tendrán 18 meses para ratificarlo de manera interna. Las metas pautadas en el acuerdo comenzarán a aplicarse desde 2020.

Fuente: http://www.infobae.com/…/1776175-mauricio-macri-celebro-el-…


 

Seis años después de la fallida conferencia del clima de Copenhague, la comunidad internacional demostró que tomó conciencia de un problema que amenaza la vida en el planeta.

“Miro a la sala”, dijo rápidamente el canciller francés Laurent Fabius. “Veo que la reacción es positiva, no oigo objeciones: el Acuerdo de París sobre el clima queda aprobado” añadió con nerviosismo, antes de pegar un martillazo, como manda la tradición.


 América Latina expresó su satisfacción por el acuerdo del clima en París

Los mandatarios destacaron su compromiso para adoptar un papel importante con el fin de lograr los objetivos rubricados en la capital francesa por 195 países

En un comunicado firmado por la presidente Dilma Rousseff, la mandataria destacó el “justo y ambicioso” acuerdo y reconoció que “nos felicitamos con todas las naciones y todos los pueblos del mundo por esta conquista que asegura el desarrollo sostenible, la preservación del planeta y las condiciones de vida de toda la humanidad“.

En ese sentido, la brasileña hizo hincapié en la “la decisiva participación” de su país.

“Se guía por los principios de la convención del cambio climático y respeta las diferencias entre los países desarrollados y en vía de desarrollo“, añadió en el escrito, en que además, reconoció el compromiso de los países desarrollados en “proveer recursos financieros para las acciones de los países en desarrollo”, que incluye capacitación y transferencia de tecnología.

“Fomenta también la posibilidad de apoyo voluntario entre países en desarrollo, lo que permitirá que Brasil continúe promoviendo la cooperación sur-sur”, subrayó Rousseff.

Justamente, la participación de Brasil fue muy importante ya que se propone eliminar la deforestación ilegal en la Amazonía para 2030. La séptima economía del mundo espera reducir las emisiones de gases contaminantes en un 37% hacia 2025 y 43% hacia 2030 en comparación a los niveles de 2005, además de eliminar la tala ilegal, que no obstante ha incrementado 16% en los últimos 12 meses.

Hubo manifestaciones en la capital de Francia para atacar urgente el problema del cambio climático

La mandataria destacó la incorporación de un mecanismo “que permite el reconocimiento y el pago por resultados de las acciones de combate a la deforestación y degradación forestal, siendo fundamental para la implementación de las metas” del país.

Por su parte, el flamante presidente argentino, Mauricio Macri, celebró el “paso trascendente” tras el acuerdo logrado en París.

A través de su cuenta de Twitter, destacó el “gran paso en la Cumbre Climática COP21”. “Por primera vez hubo acuerdo global para proteger el clima”, escribió.

“El cambio climático es el mayor desafío que enfrenta la humanidad”, reconoció y prometió que “Argentina colaborará” para cumplir el acuerdo.

Quien también utilizó las redes sociales para destacar el documento logrado fue el presidente colombiano Juan Manuel Santos quien reconoció que el acuerdo “nos permitirá continuar estrategias para combatir cambio climático y llegar a la meta de reducción de emisiones”.

“Se logró el acuerdo final en COP21”, detalló. En ese sentido, destacó el “papel fundamental” que jugó su país y detalló, antes del anuncio del acuerdo final que la cumbre “es la oportunidad de salvar el futuro de nuestro planeta”.

Venezuela, por su parte, se comprometió a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero un 20% para 2030, después que 195 países adoptaran en París un histórico acuerdo para luchar contra el cambio climático.

“Venezuela ha consignado ante la secretaría de Naciones Unidas su contribución nacional” de reducción de emisiones (INDC), anunció en sesión plenaria de la COP21 la jefa negociadora venezolana, Claudia Salerno, uno de los últimos grupos en hacerlo.

“El grado en que se alcance esta meta dependerá del cumplimiento de los compromisos de los países desarrollados en cuanto a provisión de financiamiento, transferencia de tecnología y formación de capacidades”, detallaron en un documento.

Los asistentes irrumpieron en vítores y aplausos, y muchos rostros reflejaron los años de esfuerzo diplomático.

De todas formas, Caracas anunció que “se reserva el derecho de reconsiderar sus estrategias y metas en función de lo acordado en la COP21 (…) y las prioridades del desarrollo nacional”.

Otro de los presidentes latinoamericanos que destacó el acuerdo fue el mexicano Enrique Peña Nieto, quien reconoció, en su cuenta de Twitter, que su país “adopta el acuerdo de París, de manera comprometida y decidida, sobre la base de nuestra propia legislación y nuestra INDC”.

Del mismo modo, explicó que lo firmado “establece las bases para una economía global sustentable y baja en carbón”.

Del mismo modo, el Secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, celebró este sábado el acuerdo mundial alcanzado en París y dijo que es un “paso decisivo para el planeta”. “Ahora es tiempo de frenar el cambio climático”, destacó.

Fuente: http://www.infobae.com/2015/12/12/1776196-america-latina-expreso-su-satisfaccion-el-acuerdo-del-clima-paris


Los 6 puntos clave sobre el histórico acuerdo en la Cumbre del Clima de París

Christiana Figueres, secretaria ejecutiva de la Convención Marco de ONU sobre el Cambio Climático, Ban Ki Moon, secretario general de la ONU, Laurent Fabius, canciller de Francia y Francois Hollande, presidente de Francia, celebraron el Acuerdo de París este 12 de diciembre

Crédito: AFP

Las conversaciones de la ONU sobre el clima alcanzaron el sábado un hito cuando 195 países aprobaron el primer acuerdo en el que se solicita a todos los gobiernos sumar esfuerzos en la lucha contra el calentamiento global.

A continuación algunos elementos cruciales del convenio:

OBJETIVO DE LARGO PLAZO: El acuerdo se ha fijado como objetivo de largo plazo garantizar que el calentamiento global se mantenga “muy por debajo” de los 2° Celsius y “emprender acciones” que limiten el aumento de la temperatura a 1,5° Celsius.

Las temperaturas ya se han elevado alrededor de un grado centígrado en comparación con la época preindustrial. Para alcanzar la nueva meta, los gobiernos se comprometieron a frenar “cuanto antes” el incremento de las emisiones de gases de efecto invernadero, los cuales retienen el calor.

En alguna fecha después de 2050, las emisiones causadas por el hombre deben ser reducidas a niveles que los bosques y océanos puedan absorber, según el acuerdo.

OBJETIVOS SOBRE LAS EMISIONES: A fin de alcanzar el objetivo de largo plazo, los países acordaron fijarse cada cinco años metas nacionales para la reducción de gases de efecto invernadero.

Más de 180 países ya presentaron sus metas para el primer ciclo que comienza en 2020. Solamente los países desarrollados tienen previsto reducir sus emisiones en términos absolutos. Las naciones en desarrollo son “alentadas” a que hagan lo propio a medida que sus capacidades evolucionen con el tiempo.

Por lo pronto, sólo se espera de los países en desarrollo que controlen el aumento de sus emisiones mientras prosperan sus economías.

REVISIÓN DE LOS OBJETIVOS: Los objetivos iniciales serán insuficientes para enfilar al mundo a lograr el objetivo de largo plazo sobre el nivel de aumento máximo de la temperatura. Así, en el acuerdo se les pide a los gobiernos que revisen sus metas en los próximos cuatro años y examinen si pueden “actualizarlas”. No es obligatorio que profundicen sus reducciones.

Sin embargo, la expectativa es que podrán reducirlas si tienen a su disposición fuentes de energía renovable más eficaces y más asequibles.

El momento en que el canciller francés Laurent Fabius anunció la aprobación del Acuerdo de París

TRANSPARENCIA: No hay sanciones contra los países que incumplan sus objetivos sobre emisiones. Sin embargo, el acuerdo prevé normas de transparencia que contribuirán a alentar a los países a que cumplan sus compromisos. Este fue uno de los puntos más difíciles de concertar, porque China solicitaba compromisos obligatorios más flexibles para las naciones en desarrollo.

De acuerdo al pacto, todos los países deben informar sobre sus emisiones y sus acciones para reducirlas. Sin embargo, prevé cierta “flexibilidad” para los países en desarrollo que “la necesiten”.

RECURSOS ECONÓMICOS: Según el acuerdo, los países ricos deben mantener su asistencia financiera a las naciones pobres para que éstas reduzcan sus emisiones y se adapten al cambio climático.

El convenio también alienta a otras naciones a que hagan aportaciones voluntarias. Esta asistencia allana el camino para que las economías emergentes como China hagan contribuciones aun cuando no están obligadas a hacerlo.

El acuerdo no prevé cantidades específicas. Sin embargo, las naciones ricas habían comprometido de antemano un financiamiento contra el cambio climático por 100.000 millones de dólares en los próximos años hasta 2020.

PERDIDAS Y DAÑOS: En una victoria para las pequeñas naciones isleñas a las que amenaza el aumento de nivel del mar, el acuerdo incluye una sección en la que se reconoce “las pérdidas y los daños” vinculados con los desastres derivados del clima. Estados Unidos había objetado por mucho tiempo la inclusión del tema en el acuerdo, preocupado de enfrentar reclamos de indemnización por daños relacionados con fenómenos climáticos extremos.

A fin de cuentas el tema fue incluido, pero una nota al pie de página establece específicamente que las pérdidas y los daños no implican una responsabilidad ni son indemnizables.

Fuente: http://www.infobae.com/2015/12/12/1776177-los-6-puntos-clave-el-historico-acuerdo-la-cumbre-del-clima-paris


El Acuerdo de París: qué significa para Latinoamérica

El histórico pacto que se firmó en la Cumbre del Clima abre las puertas para cambios transformadores que ayudarán a avanzar la lucha contra el calentamiento global. Para Latinoamérica, este acuerdo era vital

Latinoamérica es una de las regiones más vulnerables al cambio climático y el acuerdo sienta las bases para poder crear comunidades y economías más resilientes. El Acuerdo de París también ayudará a movilizar nuevas inversiones en sectores claves como la energía limpia, que a la vez de ayudar a mitigar el cambio climático traerán importantes beneficios locales.

Durante la Cumbre del Clima varios países de Latinoamérica jugaron un papel clave que ayudó a que las negociaciones avancen, manifestando así que la región es parte de la solución climática. Este liderazgo internacional y compromiso con la acción climática deberá ahora traducirse en pasos concretos a nivel nacional.

Reducciones de emisiones que se profundizarán con el tiempo

El Acuerdo de París enmarca compromisos de reducciones por parte de más de 180 países – incluyendo a todos los mayores emisores: China, Estados Unidos, India y la Unión Europea. Es más, el acuerdo establece un mecanismo mediante el cual los países deberán re-evaluar y profundizar sus compromisos climáticos cada cinco años, asegurando así que el nivel de ambición de mejora seguirá en aumento.

Así mismo, se fortalecen los mecanismos de transparencia y rendición de cuentas para asegurar que los países cumplan con sus compromisos. Esto es un paso transcendental en la lucha contra el cambio climático que llevará a reducciones concretas en gases de efecto invernadero y nos encaminará por una senda hacía reducciones aún mayores para que podamos evitar los peores impactos del cambio climático.

Para Latinoamérica, una de las regiones más vulnerables del mundo, el acuerdo es un paso crítico en la lucha contra el cambio climático que ayudará a asegurar el bienestar de sus habitantes.

El canciller francés Laurent Fabius anunció la aprobación del Acuerdo de París

Un nuevo compromiso con la adaptación

No debe asombrar que el 61% de los Latinoamericanos consideran que el cambio climático es la amenaza global más grave, según una encuesta internacional por investigadores de Pew. Lo cierto es que gran parte de los más de 600 millones de Latinoamericanos residen en zonas o dependen de sectores económicos como la agricultura, la pesca y el turismo que ya son altamente vulnerables al cambio climático.

El calentamiento global amenaza las costas, los glaciares y la rica naturaleza de la región – sus recursos pesqueros, sus corales, sus cultivos, y la inmensa biodiversidad de especies que son el asombro del mundo entero. Las pérdidas económicas en la región consecuencia del cambio climático podrían ascender a US$100 mil millones anuales para el 2050 según cálculos del Banco Interamericano. En las negociaciones de París, los países de América Latina buscaron poner en relieve la importancia de la adaptación y la urgencia de identificar – y financiar – respuestas a los peores impactos del cambio climático.

En el 2009, los países desarrollados acordaron proveer USD100 mil millones de dólares para el año 2020. Ahora, el acuerdo de París establece que este monto debe ser un punto de partida para el periodo post-2020 y que la provisión de recursos financieros debe tratar de lograr un balance entre la adaptación y la mitigación.

Beneficios de la acción climática

El acuerdo de París también facilitará una transición hacia economías bajas en carbono mediante la movilización de nuevas inversiones en sectores clave, como la energía. Además del financiamiento público, la cumbre de París demostró que muchas empresas, inversores, instituciones financieras y otros actores también están dispuestos a tomar acciones climáticas.

En este sentido América Latina, con sus abundantes recursos renovables tiene todas las de ganar. Según Bloomberg New Energy Finance, cuatro de los diez mejores países para la inversión en energía limpia ya se encuentran en Latinoamérica: Brasil, Chile, México y Uruguay. En conjunto, en el año 2014 estos cuatro países vieron un total de USD 23 mil millones en inversiones de energía limpia.

Un incremento en estas inversiones limpias significaría más empleos verdes, mejoras en la salud pública y ahorros en gastos energéticos. Por ejemplo, según un análisis reciente realizado por el New Climate Institute, Chile podría ahorrar USD 5.300 millones cada año en combustibles fósiles, evitar unas 1.500 muertes en Santiago debidas a la contaminación del aire y crear 11.000 empleos verdes si inicia una trayectoria hacia cien por ciento energía renovable.

Los países de Latinoamérica pueden – y deben – apostar por las energías del futuro en vez de atarse a la infraestructura y los sistemas energéticos del siglo pasado. La Cumbre de París ha dado una señal clara de que una transición hacia fuentes de energía limpia como la solar, eólica y geotérmica es urgente. Ahora toca a cada país trazar una hoja de ruta para definir cómo lograrán esta transición.

América Latina es parte de la respuesta al cambio climático

Durante las negociaciones que precedieron al acuerdo de Paris, varios países de América Latina ayudaron a avanzar las discusiones al construir puentes entre los países en desarrollo y los países desarrollados y al mostrar su propia voluntad de tomar acción climática. Sus esfuerzos destacaron que sólo atreves de alianzas tendremos éxito en la lucha contra el cambio climático.

Fuera de las negociaciones, los países y las ciudades de América Latina ya son una fuente de soluciones climáticas. A través de los años hemos visto surgir de la región numerosos ejemplos de soluciones proactivas como son el sistema de buses de transito rápido de Bogotá, las hipotecas verdes de México, o el sistema de pagos por servicios ambientales de Costa Rica.

Estos y otros ejemplos son soluciones que se han probado y se pueden reproducir y ampliar en otras partes del continente y también fuera de la región. El acuerdo de París es una luz verde a soluciones climáticas como éstas que no sólo hacen frente a las emisiones de gases de efecto invernadero sino que también son una respuesta concreta a las necesidades de desarrollo sustentable de la región.

Fuente: http://www.infobae.com/2015/12/12/1776159-el-acuerdo-paris-que-significa-latinoamerica


Viste En Soberanía Argentina:https://www.facebook.com/soberania.argentina/photos/a.407354285961399.108984.263281157035380/1285434638153355/?type=3