Cambiemos 180º en política exterior

El Presidente electo, Mauricio Macri, definió los primeros trazos de lo que será su política en materia de relaciones internacionales, que ya da indicios de diferenciarse rotundamente de la de la Presidente en funciones, que termina su mandato el 10/12. El liderazgo de Cristina Kirchner “estuvo marcado por diatribas frecuentes contra poderes imperialistas”, y su Gobierno “se ha vuelto cada vez más hacia China y Rusia para apoyo financiero y acuerdos de intercambio”, según la agencia Reuters. La revista británica The Economist apunta en la misma dirección: los Kirchner “alinearon al país con regímenes autoritarios y trataron de socavar a las instituciones independientes como los medios, el sistema judicial y el Banco Central.” Intensificar la relación Brasil y entrar a la Alianza del Pacífico a través de Chile, los primeros objetivos del líder de Cambiemos. Expulsar a Venezuela del Mercosur por sus excesos antidemocráticos y derogar el Memorándum de Entendimiento con Irán, otras de sus metas más ambicionadas.

El presidente electo Mauricio Macri recibió en la noche de su triunfo a Lilian Tintori, la esposa del líder venezolano preso, Leopoldo López, y candidata a diputada por el partido Fuerza y Fe. Tintori llegó de la mano de la diputada nacional y futura ministro de Seguridad, Patricia Bullrich, y del académico residente en Washington, Héctor Schamis.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Mauricio Macri quiere darle una nueva dirección a la política exterior de Argentina. “Macri promete un regreso a las normas económicas, democráticas y diplomáticas”, apuntó la revista británica The Economist. El subsecretario de Relaciones Internacionales e Institucionales del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Fulvio Pompeo, ya le había revelado a la agencia de noticias Reuters, antes del balotaje, que Macri buscará recomponer los lazos con Estados Unidos y las potencias europeas, pero que su prioridad sin duda alguna será Latinoamérica.

La región mira a Venezuela de cara a las elecciones legislativas del 6D, que definirán, en gran medida, el futuro de ese país. Las encuestas muestran a la oposición muy bien parada, lo que podría dejar al Partido Socialista Unido de Venezuela sin la mayoría en el Congreso por primera vez en 15 años. El presidente Nicolás Maduro amenaza con “no entregar la revolución”. Macri se propone expulsar a Venezuela del Mercosur, pero para eso necesita el apoyo de los países vecinos, y especialmente del más importante de ellos, Brasil, el verdadero sostén regional de Venezuela por motivos comerciales, sólo que lo mantenía callado escondiéndose detrás de Cristina Fernández de Kirchner y Evo Morales.

Clave 1: avanzar en el acuerdo Mercosur-UE

El líder de Cambiemos desea intensificar la actividad del Mercosur (Mercado Común del Sur) y darle “vitalidad”, algo para lo que necesita mejorar las relaciones con los países vecinos. “Argentina ha sido el obstáculo más importante que ha tenido el Mercosur hasta ahora, por su enfoque de política económica, para ir más allá de la frontera de la región en la búsqueda de acuerdos de integración”, dijo el ministro de Economía de Uruguay, Danilo Astori, recientemente en una conferencia en Montevideo.

“Probablemente esto cambie y lo haga positivamente”, agregó luego. Con el líder de Cambiemos elegido como Presidente, es probable que tenga razón. “El Mercosur tiene que avanzar en los convenios con la Unión Europea y converger para una alianza con el Pacífico y aumentar el intercambio en general”, dijo Macri en su primera conferencia de prensa tras ser elegido Presidente. Desde la Unión Europea, la iniciativa fue recibida con entusiasmo.

obama fichas argentina
“La UE felicita al ganador de las elecciones presidenciales argentinas, Mauricio Macri”, señaló una portavoz comunitaria, y agregó que el organismo está dispuesto a “trabajar con el nuevo presidente y su Gobierno en asuntos bilaterales pero también regionales”, incluyendo “las relaciones con el Mercosur.”

Clave 2: reconstruir el vínculo con Brasil

Entre los países vecinos, hay uno que está en la mira de Macri: Brasil. El mayor socio comercial histórico de la Argentina pasa por un momento de considerable fragilidad.

Su presidente, Dilma Rouseff, lucha por mantener la gobernabilidad en medio de escándalos de corrupción y una baja dramática en el nivel de aprobación de su populismo en crisis. La inflación en el país supera el 10% y el desempleo ha saltado al 7,9%, de acuerdo a los últimos datos oficiales. Ambos índices, se espera, seguirán subiendo.

La compañía londinense de servicios financieros Barclays prevé una contracción económica del -4% para Brasil este año, seguido por un encogimiento del -3,3% el año que viene. El torbellino político y económico ha llevado al real a su punto más bajo, desde que fue introducido en 1994 para rescatar al país del colapso económico.

Las irracionales políticas proteccionistas del largo gobierno de los Kirchner, que puso amplias trabas a los competidores extranjeros en favorecimiento de los manufactureros locales, han resultado muy perjudiciales para el vínculo con Brasil.

El colapso en el precio global de los commodities ha afectado a ambos países, pero igualmente dañino ha sido el distanciamiento económico entre ellos. El intercambio entre Brasil y Argentina se ha visto reducido de manera significativa en los últimos tiempos.

Es por ello que la prioridad del líder de Cambiemos en materia de política exterior será recomponer la relación con el Gobierno de Rouseff. Macri anunció en la conferencia del lunes 23/11 que su 1er. viaje, una vez que asuma, será a Brasil (algo a lo que ya se había comprometido en campaña).

Los voceros del Palacio del Planalto, sede del Gobierno de Brasil, informaron que Macri y Dilma mantuvieron una conversación telefónica de casi 10 minutos en la que Dilma le pidió viajar “lo más rápido posible” a visitar Brasilia, para así poder “conciliar agendas.”

Clave 3: Distancia del populismo latinoamericano

“Necesitamos construir confianza con Brasil. Durante dos años, nuestra relación comercial bilateral ha estado paralizada”, ya había dicho Pompeo previo a las elecciones. El distanciamiento se manifiesta hasta en los números: según Reuters, en septiembre las exportaciones de Argentina a Brasil bajaron un 29% anual.

Fuente: http://www.urgente24.com/247024-cambiemos-180%C2%BA-en-politica-exterior