Fernández a Macri: Un país no es una empresa, que nadie se confunda

Ante las presuntas medidas económicas que busca aplicar el electo presidente de Argentina, la actual mandataria, Cristina Fernández de Kirchner, recordó el miércoles que “un país no es una empresa”.

“Un país no es una empresa, que nadie se confunda”, advirtió la jefa de Estado durante la inauguración de un hospital en Buenos Aires (capital), en su primer acto público tras el balotaje del pasado domingo, 22 de noviembre, en el que salió elegido como nuevo presidente el conservador Mauricio Macri, candidato de la alianza Cambiemos, frente a Daniel Scioli, del oficialista partido Frente para la Victoria (FpV).

No se puede medir con un criterio economicista porque una empresa cierra su balance con pérdida o ganancia y el balance de un país se cierra con cuántos argentinos hay adentro y cuántos afuera”, afirma la presidenta argentina, Cristina Fernández.

El presidente electo de Argentina, Mauricio Macri.

Asimismo, agregó que “no se puede medir con un criterio economicista porque una empresa cierra su balance con pérdida o ganancia y el balance de un país se cierra con cuántos argentinos hay adentro y cuántos afuera“.

Cabe recordar que el asunto económico fue el eje de la campaña electoral. Por un lado, el candidato oficialista advertía de la postura neoliberal de Macri, concretamente, la aplicación de una “megadevaluación” apenas entre en la Casa Rosada y, por el otro, el aspirante conservador acusaba al actual Gobierno de altas tasas de desempleo y falta de crecimiento económico.

Fernández destacó los logros de sus mandatos.”Entramos a la Casa de Gobierno sin industrias y salimos con un país con industrias en marcha, dándole trabajo a millones y millones de argentinos, con un proceso de reindustrialización como nunca visto”.

Igualmente se refirió a la reivindicación de los derechos del pueblo. “La gente sabe cuáles son sus derechos”, enfatizó, para luego llamar a “defenderlos si alguien se atreve a querer arrebatárselos”.

En un análisis sobre los resultados de las elecciones, la dignataria resaltó la diferencia “muy chiquita” entre Macri y Scioli e hizo hincapié en la reacción de sus partidarios, “con la grandeza, la comprensión y la vivencia democrática que debemos tener los argentinos”.

Para finalizar, envió un mensaje de “tranquilidad” a los argentinos al afirmar que “jamás se nos ocurriría hacer algo que dañara la gobernabilidad y la convivencia”.

Algunos analistas internacionales creen que Macri en el poder supone una amenaza para las relaciones internacionales de Argentina y adelantan que provocará fracciones en la unidad de los países de América Latina.

El martes, Fernández recibió a Macri en su despacho para planificar el traspaso de poder –tras 12 años de kirchnerismo–, el próximo 10 de diciembre.

Fuente: http://www.hispantv.com/newsdetail/Argentina/76576/presidenta-argentina-pais-empresa-macri-gobernalidad