Imagine: la paz según John Lennon y la masonería

Se trata de una de las canciones más amadas de la historia de la música por su mensaje de paz y solidaridad, tanto que se considera un verdadero himno a la paz y a la hermandad universal entre los pueblos y las religiones. Es por esto que en el reciente Partido Interreligioso por la Paz, inspirado y querido por el papa Francisco, ha sido interpretada por Violeta, la jóven cantante argentina, ídolo de muchos niños y adolescentes en todo el mundo.

Sin embargo, lastimosamente la canción Imagine, del cantante británico John Lennon, miembro de los famosos Beatles – contiene un claro e inequívoco mensaje antirreligioso. Frases como “Imagine there’s no heaven” o “and no religions too” han resonado como notas sumamente desentonadas durante el espectáculo (religioso antes que deportivo) en el que han participado millones de espectadores de todo el mundo.

Soñar un mundo sin paraíso, sin infierno y sin religiones, no era exactamente la intención del Papa al proponer un momento de juego y de comunión entre las distintas religiones a favor de la solidaridad y de la paz. Por lo visto, los organizadores del evento buscaron en Google “Canciones+a+favor+de+la+paz” e, ignorando el verdadero significado de la canción, escogieron el célebre texto de Lennon para inaugurar el partido.

Es como si, durante un hipotético encuentro universal de ateos, empeñados en hacer entrar en razón al mundo, cegado por el opio de la religión, y dispuestos a urdir la destrucción de la Iglesia y de la fe, inauguraran su reunión todos en pié, las manos juntas, entonando el Ave María. Esto parecería sin duda muy extraño e inadecuado, cuanto menos un poco incoherente. Todo estaría en su lugar si en la supuesta reunión de ateos se hubiese cantado Imagine y si, por el contrario, en el Estadio Olímpico de Roma, la pasada noche, Violeta hubiese cantado un Ave María.

Lennon OnoEl texto de la canción inglesa revela todo el espíritu pacifista, pero a la vez nihilista, materialista y anticristiano de su autor. John Lennon fue un icono pacifista de los años sesenta, protagonista de muchas iniciativas contra la guerra, pero al mismo tiempo fue un acérrimo enemigo del capitalismo y del cristianismo. Vivió una existencia desordenada dedicada a la transgresión, al vicio y al libertinaje moral, haciendo abuso de drogas desde la juventud, promoviendo el amor libre, la supresión de toda moral y la insubordinación a toda autoridad religiosa y política.

Personalidad polémica y revolucionaria, contestador y provocador, John Lennon se pronunció, en muchas ocasiones, en contra del cristianismo con su estilo de vida y con sus mensajes; en una entrevista del 1966, con presunción profética anunció la desaparición del cristianismo (“El cristianismo desaparecerá , se reducirá y desvanecerá”) y con afectación altanera aseguró: “Nosotros (los Beatles) somos más famosos que Jesucristo”, frase que  intentó retractar después de las numerosas protestas suscitadas en todo el mundo.

Muchos estudiosos y biografos evidenciaron la influencia satánica en la vida de John Lennon y de los Beatles (siempre atraídos por la meditación trascendental, el espiritismo y otras formas de misticismo oriental) hipotizando que, a la raíz del éxito planetario, yaciera un pacto con el Diablo. En muchos textos de sus canciones se han encontrado muchos mensajes subliminales: invocaciones a Satanás, blasfemias, incitaciones a prácticas sexuales extremas o violentas.

El nuevo mundo anhelado por John Lennon en Imagine, es un mundo de paz y de hermandad universal, sueño utópico del pensamiento New Age y de la masonería, pero sobretodo de la ideologia marxista y comunista: un mundo sin fronteras (Imagine there’s no countries), sin religiones (…and no religion too), sin propriedades privadas (Imagine no possessions). Un mundo sin paraíso (no heaven) ni infierno (no hell below us), sin nada por lo que valga la pena morir (Nothing to kill or die). En fin, un nuevo orden mundial sin fé ni esperanza. El contenido esencial del mensaje es que sólo en un mundo sin Dios y sin religiones podrá realizarse el sueño de paz y la hermandad universal, sólo liberándonos de Dios alcanzaremos, por fin, la paz.

lennon_okoEs el mero retrato una sociedad sin clases y sin religiones hipotizado y evocado por Marx. Un mundo sin Dios, ya que el comunismo ha “cerrado” el cielo sobre los hombres anulando así toda esperanza de una vida ultraterrenal. Fue precisamente el mismo Lennon quien dijo que la canción Imagine era la representación “virtual del Manifiesto del Partido Comunista” de Marx, no un himno de paz, sino un texto “anti-religioso, anti-nacionalista, anti-convencional y anti-capitalista”.

Nada más lejos de la Jerusalén celestial anunciada por los profetas de la Biblia, en la que reinarán justicia y paz y donde “No blandirá más la espada nación contra nación” (Mi 4,3). Nada más lejos de la idea de paz presente en el cristianismo y anhelado por el papa Francisco en este momento histórico tan tristemente afectado por violentas guerras, persecuciones y genocidios masivos.

Lo que no se explíca es la razón por la que los organizadores del Partido Interreligioso inspirado por papa Francisco, hayan optado, de manera tan ingenua, por esta canción para animar el evento. Quizás para no resultar politicamente, o mejor, religiosamente correctos, ha sido necesario escoger un texto “laico” que no se identificase con ningún dios ni religión… Si así fuese, por lo visto se ha exagerado un poco, porque Imagine es tan laica que resulta atea, y no representa ningún dios, ninguna religión ni ningún diseño de paz verosímilmente realizable.

Fuente:https://testadelserpente.wordpress.com/2014/10/10/imagine-la-paz-segun-john-lennon-y-la-masoneria/