Ocho meses de agresión saudí a Yemen: miles de muertos sin ningún logro

Lo que se pensó en un inicio como una breve operación militar se ha convertido en una larga campaña que ha dejado a Riad y a sus aliados con pocos éxitos que exhibir ante las miles de vidas perdidas.

El régimen de Riad, recuerda una publicación del martes de la agencia rusa Sputnik, comenzó el pasado mes de marzo una agresiva acción militar insistiendo en su carácter “breve”.

La prolongación de la ofensiva está saliendo cara, miles de millones de dólares, cuando la caída del precio del crudo ha hecho que el reino de los Al Saud esté perdiendo una de sus principales fuentes de ingreso, recuerda una publicación del martes de la agencia rusa Sputnik.

Pero hoy en día, a ocho meses del inicio de la ofensiva, el ministro saudí de Exteriores, Adel al-Yubeir, sigue defendiéndola: “la opción militar era la última para Arabia Saudí”, según recoge esta semana la agencia Reuters.

La prolongación de la ofensiva está saliendo cara, miles de millones de dólares, cuando la caída del precio del crudo ha hecho que el reino de los Al Saud esté perdiendo una de sus principales fuentes de ingreso, agrega el informe.

Entre tanto, indica a continuación, los aliados del régimen saudí —incluidos Estados Unidos, el Reino Unido y Francia—, están perdiendo la paciencia ante la falta de resultados de la agresión.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) estima en 2400 el número de los civiles muertos por los bombardeos de las fuerzas lideradas por Riad. La Coalición Civil de Yemen, por su parte, dice que han muerto al menos 6090 yemeníes —entre ellos, 1698 niños y 1038 mujeres—.

El bloqueo naval saudí impuesto a su vecino pobre ha causado además el desplazamiento interno de aproximadamente un millón de personas, al tiempo que otras 20 millones se ven necesitadas de alimentos, agua y suministros médicos.

Combatientes del movimiento Ansarolá de guardia en Saná, capital yemení.

Pese a que las las autoridades saudíes han predicho en repetidas ocasiones —de forma incorrecta— la llegada del fin de la ofensiva y a los grandes esfuerzos de las fuerzas lideradas por Arabia Saudí para avanzar por territorio yemení, señala Reuters, ni siquiera han podido llegar a las zonas elevadas, donde los combatientes del movimiento popular Ansarolá conservan una fuerte presencia.

Fuente: HispanTv