Netanyahu reitera su rechazo a la solución de dos estados

En un discurso pronunciado el pasado lunes en el Comité de Defensa y Relaciones Exteriores de la Knesset (Parlamento), el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, incrementó la retórica en contra de los palestinos afirmando que Israel mantendrá su ocupación militar de todos los territorios palestinos “en un futuro previsible” y rechazó de nuevo la posibilidad de creación de un estado palestino.

En una muestra más del carácter agresivo y militarista del estado sionista, él dijo que Israel “vivirá siempre por la espada” e insistió que que el único problema en la región era el “Islam extremista”.

Por otro lado, el primer ministro israelí dejó clara su visión sobre el estado racista y de apartheid que él persigue al afirmar que su rechazo a la solución de dos estados no significa la creación de un “estado único binacional” en los que los palestinos que viven bajo la ocupación se convertirían en ciudadanos. Es decir, según él, los palestinos no pueden tener su estado ni ser ciudadanos de un estado unitario.

Incluso algunos diputados extremistas de la Knesset, como Betzalel Smotrich, del grupo ultra Hogar Judío, se vieron sorprendidos por la virulencia del discurso de Netanyahu y se preguntaron para qué él incluso se molesta en decir que quiere hablar con el líder de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas. Él dijo que Netanyahu estaba “tomando el pelo” al mundo con esas afirmaciones.

Netanyahu ha manifestado que tal invitación era tan sólo para “hablar por hablar” y no significa que Israel esté dispuesto a hacer ninguna concesión a los palestinos.

Algunos israelíes temen que la actual política de Netanyahu esté conduciendo a los palestinos a un callejón sin salida y provoque una gran explosión, que causaría terribles daños a Israel, que se muestra cada vez más a las claras como el problema básico y raíz de todas las turbulencias que vive Oriente Medio.

Fuente: almanar