AIEA no logra consenso para inspeccionar sitios nucleares israelíes

La Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) no logró adoptar una resolución para exigir al régimen israelí que permita las inspecciones a sus instalaciones nucleares.

En la Conferencia General de la AIEA, celebrada el jueves, 61 países miembros de la Agencia se han opuesto a la resolución llamada “Capacidades Nucleares de Israel”, presentada por Egipto, mientras 43 han votado a favor y 33 se han abstenido.

Las instalaciones nucleares israelíes son las únicas en la región que no están bajo supervisión internacional, y por lo tanto representan un peligro”, dijo el representante de Catar ante la AIEA.

Además de Irán, Siria, Libia e Irak, Rusia, China, Turquía y Sudáfrica se unieron a los países árabes en el apoyo a la resolución. Sin embargo, EE.UU., Canadá y todos los países miembros de la Unión Europea (UE) votaron en contra de la misma.

La iniciativa llamaba al régimen de Israel a permitir que los inspectores de la AIEA visiten sus instalaciones nucleares, incluido el reactor nuclear de Dimona, en el sur de los territorios ocupados palestinos, además de pedir la celebración de una conferencia internacional sobre la desnuclearización de Oriente Medio.

Tras conocer los resultados de la votación, el primer ministro del régimen israelí, Benyamin Netanyahu, dijo que se trataba de “una gran victoria” y destacó que previamente había hablado con más de 30 presidentes, primeros ministros para evitar la aprobación de la resolución.

“Les explique que no había lugar para una discusión como esta, mientras el problema principal de Oriente Medio sean los esfuerzos de Irán para hacerse de armas nucleares”, alegó Netanyahu.

Irán rechaza estas acusaciones y señala que, como miembro de la AIEA y signatario del Tratado de No Proliferación (TNP), tiene derecho legítimo a adquirir y desarrollar energía nuclear con fines pacíficos.

El primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu.

No obstante, el representante de Catar, cuyo país encabeza el grupo árabe en la AIEA, denunció que “las instalaciones nucleares israelíes son las únicas en la región que no están bajo supervisión internacional, y por lo tanto, representan un peligro”, según el diario israelí Haaretz.

El Gobierno egipcio urgió en mayo pasado al régimen israelí a firmar el Tratado de No Proliferación (TNP), y criticó la falta de una reunión sobre la prohibición de armas nucleares en Oriente Medio, debido a las presiones del régimen israelí.

La Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) adoptó el pasado marzo, por aplastante mayoría, una resolución, a instancias de los países árabes, que urge a Israel a adherirse al TNP.

El diario estadounidense The Washington Post reveló el pasado mes de marzo cómo el régimen israelí desarrolló en la década de 1960 armas nucleares en la central nuclear de Dimona, en el desierto del Néguev.

Fuente: HispanTv