8 heridos en ataques israelíes a palestinos en Al-Quds

La ciudad de Al-Quds (Jerusalén) ha sido este viernes escenario de duros choques entre las fuerzas de seguridad del régimen israelí y los palestinos que han salido en defensa de la Mezquita Al-Aqsa.

Los enfrentamientos se produjeron tras el rezo colectivo del viernes, cuando los palestinos protestaban contra los ataques de los soldados y los colonos israelíes contra la Mezquita.

Los soldados israelíes han abierto fuego para dispersar a los manifestantes. Según la agencia palestina de noticias Sama, al menos ocho palestinos han resultado heridos, uno de ellos en estado crítico, al ser alcanzados por las balas.

Los medios palestinos informan que el régimen israelí ha desplegado cerca de 5000 soldados en diferentes puntos de la ciudad de Al-Quds, y los efectivos israelíes prohibieron la entrada al recinto sagrado de hombres menores de 40 años.

Por su parte, el parlamento israelí ha aprobado este viernes la convocatoria de reservistas de su ejército por la posible escalda de violencia en la ciudad sagrada, ha informado el canal 2 israelí, aunque no ha proporcionado detalles sobre la cifra de convocados.

Además, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) ha manifestado su “grave preocupación” por la violencia en el recinto sagrado de la Mezquita Al-Aqsa, y ha instado a la moderación y la calma.

Manifestantes palestinos incendian neumáticos durante una marcha en Cisjordania.

“Los miembros del Consejo de Seguridad instan a ejercer la moderación, abstenerse de acciones y retóricas provocativas, y mantener sin cambios el statu quo histórico” en el recinto, según una declaración del CSNU.

También, similares protestas se organizaron en varias ciudades en la ocupada Cisjordania, incluyendo Ramalá, Al-Jalil (Hebrón) y Nablus, donde un hombre joven fue baleado por fuerzas de seguridad israelíes después de lanzar supuestamente una bomba incendiaria.

Además había una fuerte presencia policial en Qalandia, principal puesto de control entre Al-Quds y Ramalá, que se ha convertido en el centro de las manifestaciones, con enfrentamientos frecuentes entre palestinos y efectivos israelíes.

El asalto brutal contra los palestinos comenzó el domingo, tras el despliegue de soldados en la zona, con motivo del nuevo año judío.

Mientras varios países y organismos internacionales han advertido de las consecuencias negativas de las agresiones a la Mezquita Al-Aqsa, las fuerzas del régimen siguen con sus estrategias de asalto y represión.

El régimen israelí, que ocupa la mayoría de los territorios palestinos, pretende judaizar el recinto y eliminar su identidad islámica.

El fiscal general israelí, Yehuda Weinstein, aprobó el jueves el uso de francotiradores contra los palestinos que lancen piedras, cumpliendo así la petición del premier Benyamin Netanyahu.

El premier israelí considerará imponer castigos aún más severos contra los palestinos que lancen piedras contra los colonos israelíes, que entran, bajo la protección de los soldados, a la Mezquita Al-Aqsa.

Fuente: HispanTv