El Pentágono implanta ‘chips de memoria’ en cerebros para ayudar a los soldados estadounidenses

El Pentágono ha implantado “chips de memoria” en los cerebros de 24 voluntarios en una investigación que podría conducir a terapias para los soldados heridos.

También servirá a los que sufren de déficit de memoria, como resultado de una lesión cerebral traumática u otras patologías.

La estimulación eléctrica de ciertas zonas cerebrales aumenta la capacidad de la memoria humana, según resultados del último estudio de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa del Pentágono (DARPA, por sus siglas en inglés), durante el cual unos 24 voluntarios se sometieron a operaciones cerebrales.

Los resultados iniciales indicaron que sí es posible capturar e interpretar las señales clave o ‘códigos neuronales’ que vienen del cerebro humano durante la codificación de la memoria y la recuperación, y mejorar la memoria al proporcionar estimulación eléctrica específica del cerebro”, afirmó en el jefe del programa Restoring Active Memory (RAM, por sus siglas en inglés) de DARPA, Justin Sánchez

La implantación de matrices de electrodos en el cerebro ha mostrado la posibilidad de aumentar la capacidad de la memoria humana, lo que permitiría elaborar en el futuro próximo una tecnología de curación de la pérdida de memoria causada por un traumatismo craneoencefálico, afirmó en un comunicado el jefe del programa Restoring Active Memory (RAM, por sus siglas en inglés) de DARPA, Justin Sánchez.

Los sujetos que participaron en el estudio tienen problemas neurológicos no relacionados con la pérdida de memoria, pero se ofrecieron como voluntarios para probar las nuevas técnicas de la intervención neurotecnológica y se sometieron a la cirugía cerebral.

La investigación podría conducir a terapias para los soldados heridos y otras personas con déficit de memoria causada por una lesión cerebral traumática o enfermedad.

Las pequeñas matrices de electrodos fueron colocadas en las regiones del cerebro involucradas en la formación de memoria declarativa (utilizada para recordar objetos, hechos o eventos específicos) y, también, en las regiones implicadas en la memoria espacial y la navegación. Estos dispositivos se utilizaron para estimular el proceso de trasmisión de señales neuronales.

“Los resultados iniciales indicaron que sí es posible capturar e interpretar las señales clave o ‘códigos neuronales’ que vienen del cerebro humano durante la codificación de la memoria y la recuperación, y mejorar la memoria al proporcionar estimulación eléctrica específica del cerebro”, explicó Sánchez.

El objetivo de los científicos es crear un dispositivo inalámbrico neuronal que podría implantarse con facilidad en el cerebro para descifrar los impulsos nerviosos y facilitar o recuperar el proceso de actuación de estas señales a través de una estimulación neuronal.

El traumatismo craneoencefálico se ha convertido en un problema grave en EE.UU. A más de 270.000 soldados se les ha diagnosticado esta afectación del cerebro, desde inicios de este siglo, mientras que el número de civiles que la padecen asciende a 1,7 millones.

Fuente: HispanTv