Los estudiantes de arte israelitas pusieron las bombas del 11-S: fotografías que lo prueban

La prueba final. Esta investigadora judía nos muestra las fotografías de los estudiantes israelitas que alquilaron un piso en una de las Torres Gemelas y lo “reacondicionaron” (supuestamente para un trabajo artístico). El asunto es que las cajas de cartón que forran la instalación son de un producto que les deja en evidencia: fusibles empleados para demoliciones.
Ya sabíamos lo de los “estudiantes” israelíes detenidos el mismo día de los atentados aplaudiendo la caída de las Torres y con una furgoneta cargada de explosivos.

La investigación de Rebekah revela que estos “estudiantes” eran en realidad expertos en explosivos formados por el ejército israelí, que estuvieron haciéndose pasar por estudiantes vendiendo cuadros durante meses y que eran seguidos por la DEA porque se dedicaban al tráfico de pastillas de éxtasis (una actividad en la que los israelitas son los amos, según Daniel Estulin).
Al seguir la pista de la empresa que suministra el explosivo utilizado para detonar las torres se llega a Halliburton, es decir, a Dick Cheney.
Primero, os pongo el pedazo referido a lo relatado, y más abajo, la entrevista a Rebekah Roth, entera.

Fuente: Rapafal