Europa tranquiliza a Netanyahu: No queremos un boicot a Israel

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha reafirmado el compromiso de Europa con el régimen de Israel al asegurar que no tiene ninguna intención de boicotearlo.

“Tenemos que evitar palabras como boicot porque desde luego esto no es la intención de Europa. Ningún país en Europa quiere un boicot a Israel. La esencial de nuestra relación es bastante al contrario”, ha precisado Tusk en una ruda de prensa conjunta con el primer ministro del régimen israelí, Benyamin Netanyahu, a quien ha calificado “viejo amigo”.

Tenemos que evitar palabras como boicot porque desde luego esto no es la intención de Europa. Ningún país en Europa quiere un boicot a Israel. La esencial de nuestra relación es bastante al contrario”, precisa el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

Las declaraciones de Tusk se producen dos días después de que el ministro de Exteriores palestino, Riad al-Maliki, exigiera en Bruselas que la Unión Europea (UE) diera “pasos prácticos” para lograr el fin a la ampliación de los asentamientos de las colonias israelíes “incluido a través del boicot” comercial.

El ministro de Exteriores palestino, Riad al-Maliki.

Al-Maliki consideró el paso previsto de la UE para etiquetar los productos de las colonias como “un paso en la buena dirección pero ni de lejos suficiente”.

Tusk también ha manifestado su “preocupación” por el estancamiento del proceso de paz que a su juicio “no está avanzando” como a la UE le gustaría.

“La Unión Europea no ve alternativa a una solución negociada de dos estados” y está “lista para apoyar con todas las acciones positivas” para ello, “intentando entender los argumentos de ambas partes”, ha subrayado.

La última ronda de las denominadas conversaciones de paz entre el régimen de Israel y los palestinos comenzaron en julio de 2013 con la mediación de Estados Unidos, pero concluyeron en abril de 2014 de manera abrupta y sin resultados.

De acuerdo con estimaciones, el régimen de Israel ha sufrido hasta el momento una pérdida equivalente a casi 15 mil millones de dólares debido a la campaña del Boicot, Desinversión y Sanciones BDS.

La campaña ha obtenido un éxito en aumento, especialmente a nivel académico y artístico, hasta el punto de ser calificada de amenaza “estratégica” por el exdirector de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense David Petraeus.

Debido al avance de este movimiento propalestino, los grupos de cabildeo sionistas hacen campaña para prohibirlo.

El martes, el presidente de Israel, Reuven Rivlin, quien se reunió con Tusk en Al-Quds (Jerusalén), discutió las deliberaciones de la UE sobre si se deben marcar o no los productos elaborados en los asentamientos judíos.

El presidente del Consejo Europeo se reunirá este miércoles con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, en el marco de su gira a la región que también le llevará a Turquía y Chipre.

Fuente: HispanTv