EL BANCO DE INGLATERRA NERVIOSO POR UNA MONEDA ALTERNATIVA QUE SE VUELVE VIRAL

Mucha gente cree que una de las mejores maneras de que el público en general recupere el poder es mediante el desarrollo de monedas alternativas, tanto locales como globales, que permiten a las personas comerciar entre sí fuera de los sistemas controlados por los bancos corporativos, los gobiernos y los bancos centrales.

En diferentes partes del mundo ya se han implementado numerosos casos de monedas locales, con éxitos muy diversos.

Uno de estos casos lo encontramos en Londres, donde una moneda alternativa que lleva el rostro del cantante David Bowie ha entrado recientemente en circulación. Según Market Watch, esta moneda local está centrada en la comunidad de Brixton, en el suroeste de Londres y se llama oficialmente “Brixton Pound” o Libra de Brixton.

Tom Shakhli, gerente del proyecto Brixton Pound, afirma que: “La gente la usa porque quiere sentirse conectado con el área local. Cada vez que la utilizas, eres como un activista financiero que está subvirtiendo la norma”.

Shakhli señaló que el proyecto tiene la intención de significar una declaración de principios sobre lo que es el dinero, así como proporcionar una alternativa al monopolio monetario actual.

Shakhli sostiene que su principal objetivo con este proyecto es que la gente se pregunte: “¿Qué es el dinero? ¿Tiene que estar obligatoriamente impreso, ya sea por el Estado o por los bancos? ¿Por qué el dinero no puede ser algo localizado? ¿Por qué en los billetes no puede haber la cara de una estrella del pop o de un historiador negro? ¿Siempre tienen que ser figuras del establishment? “

Hasta el momento, hay 200 empresas locales que se han inscrito para participar en el programa del Brixton Pound.

Sin embargo, lo que llama la atención de este caso en particular, es que la creciente popularidad del Brixton Pound ha puesto nerviosos a los bancos centrales y con razón.

Tras el éxito de la libra de Brixton, nuevas monedas locales alternativas están apareciendo por todo el Reino Unido, como la libra de Oxford, la de Kingston, y la de Palace.

Eso ha llevado al Banco de Inglaterra a realizar declaraciones oficiales debido a su creciente popularidad, considerándolas “un programa de bonos” y advirtiendo al público de que quienes las utilizan, “están sin protección”.

Sede Central del Banco de Inglaterra

Un documento publicado por el Banco de Inglaterra afirma que “los sistemas de moneda local conducen a impactos significativos e imprevistos en la actividad económica global”.

De acuerdo con el documento, el Banco de Inglaterra también intentará deslegitimar las monedas locales para que los usuarios vean estas monedas locales como “vales de compra” y no como “billetes útiles”.

Así pues, lo que en principio parecía una anécdota sin demasiado sentido, como la existencia de la libra de Brixton, demuestra ser algo que pone realmente nerviosos a los banqueros y a los gobernantes.

Lo que realmente temen los gobernantes y sus amos de los bancos, no es la moneda alternativa en sí, que no deja de ser algo anecdótico, sino la existencia de iniciativas alternativas y organizadas para salirse del sistema y empezar a desobedecer sus reglas y normas.

Este tipo de iniciativas representan intentos de devolver el control de la economía a manos de las personas y cuándo tienen un cierto éxito, se convierten en una demostración evidente de que muchos de los organismos que tanta gente considera indispensables y necesarios para el funcionamiento del mundo, en realidad no lo son.

En estos momentos, cualquier tipo de iniciativa, por pequeña que sea, que trate de devolver el poder a la gente de la calle y arrebatárselo a los grandes poderes económicos y a sus esbirros de los gobiernos, puede considerarse algo completamente positivo.

Lástima que haya tan pocas iniciativas reales y con calado…


Fuente: http://theantimedia.org/central-banks-nervous-as-alternative-currency-with-david-bowies-face-goes-viral/

Fuente: Robot Pescador