Encuentran muerto a otro niño sirio en la costa de Grecia

El cuerpo del bebé, con pocas semanas de vida, fue llevado al hospital de la cercana isla de Samos, donde solo se pudo certificar su muerte, informaron los guardacostas.

Los dramas y tensiones se suceden en torno a la llegada de refugiados a Grecia, donde un bebé murió el sábado en la isla de Agathonissi en tanto que en Lesbos se producían enfrentamientos entre policías y desplazados.

El bebé, de dos meses, murió unas horas después de llegar a Agathonissi, procedente de Turquía, después de haber sido hospitalizado en un centro médico local, con pocos medios, indicó el alcalde de la isla Evangelos Kottoros al canal de televisión pública Ert. Las autoridades no dieron ningún detalle sobre su identidad o las causas de su muerte.

Más al norte, en Lesbos, las fuerzas antimotín lanzaron gases lacrimógemos a miles de desplazados que intentaban pasar los cordones de seguridad para subir a un barco que iba a Atenas, indicó una fuente policial.

Un refugiado herido en los choques fue hospitalizado, según la misma fuente.

Previamente, cientos de refugiados y migrantes manifestaron al grito de “¡Asilo!” frente al principal centro de acogida de la isla, contra la lentitud de los procedimientos de registro que retrasan su traslado a Atenas. Los manifestantes lanzaron piedras a los policías.

Las autoridades de las islas griegas del Egeo, sobre todo Lesbos y Kos, están desbordadas por la llegada masiva de migrantes. Grecia ha registrado desde enero 230.000 llegadas por mar.

En Lesbos, los refugiados y ONG denuncian un caos cada día mayor en la gestión de la situación.

Fuente: 26Tv