Turquía aprueba extensión de intervención militar en Irak y Siria

El Parlamento de Turquía aprobó el jueves extender el mandato que legaliza la intervención turca en Irak y Siria, informó la agencia turca de noticias Anadolu.

Dicho proyecto de ley presentada por el Gobierno transicional de Turquía fue aprobada por amplia mayoría durante la sesión extraordinaria de los parlamentarios turcos.

Esta legislación autoriza al Ejército y también a la Aviación de Turquía a intervenir en Irak y Siria si lo consideran necesario sin tener que consultar a las autoridades de estos países.

Turquía justificó la aprobación del mencionado proyecto de ley argumentando que su presencia militar en Irak y Siria es necesaria para hacer frente a los integrantes del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK, en kurdo), a quienes acusa de llevar a cabo acciones terroristas.

Según el Gobierno turco, los combatientes de PKK han establecido bases en las regiones norteñas de Irak y orientales de Siria y le otorga a Turquía el derecho de llevar a cabo ataques contra las posiciones kurdas sin tener que dar explicación alguna a las autoridades de ambos países.

El proyecto de ley también permite a las fuerzas armadas extranjeras a transitar por el territorio turco cuando se dirijan a atacar las posiciones del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en los países vecinos de Turquía.

Un cazabombardero modelo F-16 estadounidense despega de la base aérea de Incirlik en el sur de Turquía.

El referido proyecto de ley estará vigente hasta el 1 de octubre del 2016.

Bajo el pretexto de combatir a Daesh y al PKK, Turquía, que según evidencias presta apoyo logístico y financiero a bandas terroristas como Daesh, ha aumentado sus ataques aéreos en Irak y Siria sin el permiso de Damasco ni Bagdad.

Las críticas de Bagdad hacia las operaciones turcas en su territorio tuvo como respuesta las incendiarias declaraciones del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, quien advirtió al Gobierno de Irak que Ankara “limpiará” las montañas iraquíes de Qandil, de la presencia de kurdos, si Bagdad no lo hace.

Los bombardeos llevados a cabo por la Aviación turca se intensificaron tras el atentado que tuvo lugar el pasado 20 de julio durante un mitin de activistas kurdos en la ciudad turca de Suruç (centro-sur), no obstante, la gran mayoría de estos ataques han tenido como blanco a los combatientes de PKK de modo que al menos 771 integrantes de dicha formación kurda han muerto a causa de los ataques turcos en el último mes.

Fuente: HispanTv