Los familiares de Manzur se robaron 1.047 cheques del Ministerio de Educación y luego los cobraron por ventanilla en el Banco del Tucumán

Martes, 01 de Septiembre de 2015 08:01 | Surgen ribetes impresionantes del accionar delictivo de la banda integrada por varios familiares del vicegobernador Manzur. Dieron orden a los medios de prensa dependientes de Alperovich para que no publiquen “ni una línea” sobre el escándalo.

Paulatinamente van surgiendo nuevos detalles impactantes sobre la colosal estafa al Estado montada por familiares del vicegobernador Juan Manzur, quienes según la fiscal Adriana Giannoni y el Tribunal de Cuentas de la Provincia conformaron una banda delictiva dedicada al robo de cheques en el Ministerio de Educación, para luego cobrarlos en el Banco del Tucumán (Macro).

La inminencia del juicio oral contra los Manzur preocupa mucho en Casa de Gobierno, en medio de las denuncias de fraude electoral que han colocado a Tucumán en el centro de la escena nacional.

Se dio una estricta orden a todos los medios de prensa dependientes del gobernador José Alperovich: el tema de los cheques robados por la familia de Manzur “no debe existir” en la agenda periodística.

La fiscal Giannoni emitió el pedido de elevación a juicio de la causa penal contra Claudia Viviana Manzur, prima del vicegobernado Manzur, como presunta autora del delito de malversación de fondos públicos en el Ministerio de Educación.

También la acusa de ser jefa de una asociación ilícita en concurso real.

La fiscal además pide que sean llevados a juicio Miguel Angel Juri, esposo de Claudia Viviana Manzur, y Sandra Patricia Manzur, hermana de la anterior, como “partícipes criminales en malversación de caudales públicos y miembros de la asociación ilícita en concurso real”, en perjuicio de la Provincia de Tucumán, Ministerio de Educación.

La maniobra desenmascarada por la fiscal también involucró a los padres de Claudia y Sandra Manzur: David Manzur y Francisca Lidia Perello.

Según la investigación previa realizada por la Dirección de Auditoría del Tribunal de Cuentas de Tucumán, “se endosaron irregularmente 1047 cheques, para su cobro por la ex Subtesorera del Ministerio de Educación, Claudia Viviana Manzur, su esposo Miguel Juri, su padre David Manzur, su hermana Sandra Manzur y su madre Perello de Manzur”.

La magnitud de la estafa alcanzaría proporciones millonarias.

Mientras tanto, la contadora Claudia Manzur seguiría desempeñándose en el gobierno de José Alperovich, en un cargo vinculado a la auditoría de fondos del Ministerio de Educación.

La acusación de la doctora Giannoni señala que Claudia Manzur, cuando se desempeñaba como subtesorera del Ministerio de Educación, entre 2003 y 2007, “desvió ilegítimamente dinero de cuentas públicas”, “abusando de su cargo, que le permitía el conocimiento y custodia de caudales públicos destinados de haberes de docentes sin cuenta bancaria y/o desbloqueados”.

Añade que la denunciada libraba cheques a nombre de personas que no eran docentes, o cuyo documento no coincidía con el primer endosante, “para cobrarlos o entregarlos a su cónyuge Miguel Angel Juri, su padre David Manzur, su madre Perello Francisca Lidia o su hermana Sandra Patricia Manzur, quienes los cobraban en calidad de segundos endosantes en sucursales del Banco del Tucumán”.