Correos de Clinton desvelan que Riad tiene bomba nuclear reservada en Paquistán

El nuevo lote de emails de la exsecretaria de Estado y precandidata a la Presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, destapa la implicación de Arabia Saudí en la compra de arsenal militar nuclear a Paquistán.

El Departamento de Estado de EE.UU. publicó el lunes un nuevo lote de correos electrónicos de Hillary Clinton mandados y recibidos durante su cargo como jefa de la Diplomacia (2009-2013) y por los que ha sido fuertemente criticada.

Arabia Saudí ha invertido en el armamento nuclear de Paquistán, por esta eventualidad, en parte, tiene su bomba en reserva” dijo el ex ministro de Exteriores alemán al asesor político Sidney Blumenthal

En uno de estos correos electrónicos de febrero del 2010, su amigo, confidente y asesor político Sidney Blumenthal hace referencia a una conversación que tuvo con el entonces ministro de Exteriores alemán Joschka Fischer.

Blumenthal recuerda que Fischer advierte de que “si Irán construye armas nucleares, Arabia Saudí también (entonces) tendrá su propia bomba” y afirma que Riad ya posee su propia bomba nuclear dado que ha “invertido en el armamento nuclear de Paquistán, por esta eventualidad, en parte, tiene su bomba en reserva”.

La popularidad de la candidata presidencial Clinton ha registrado un descenso tras revelarse que usó un servidor privado para enviar correos de trabajo y personales lo que creó la posibilidad de poner en peligro la confidencialidad de los secretos de Estado. De los 7000 emails publicados el lunes, 150 son considerados clasificados.

El periodista y ex asesor político, Sidney Bluementhal

En mayo, el diario británico The Sunday Times, informó de la decisión estratégica de Arabia Saudí de hacerse con armas nucleares avanzadas mediante el aumento de sus lazos con su aliado regional Paquistán.

Aunque ya previamente,el pasado marzo, la página Web estadounidense Business Insider, informó que Arabia Saudí buscaría armas nucleares en un acuerdo secreto con Paquistán.

El régimen de Al Saud ha financiado gran parte del programa nuclear paquistaní durante las últimas tres décadas, y adoptó esta decisión ante sus preocupaciones por el programa pacífico de energía nuclear iraní y después de que Irán y el G5+1(EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), llegasen a un primer entendimiento mutuo en abril.

El 14 de julio concluyeron los diálogos nucleares en Viena, capital austríaca. El texto del acuerdo busca la eliminación de las sanciones antiraníes a cambio de algunas restricciones al programa de energía nuclear del país persa.

Fuente: HispanTV