Iorio: El heavy metal es la música con la que podemos combatir a nuestros enemigos ancestrales

“El heavy metal es la música con la que podemos combatir a nuestros enemigos ancestrales”, dijo Iorio

En la previa del show de mañana de Almafuerte en Posadas, Ricardo Iorio dio una entrevista exclusiva donde habló de la música, de la provincia de Misiones, de sus amigos metaleros de Oberá, Posadas e Iguazú. Y adelantó que “sonamos mucho más nacional, más extremos y con mucha más química entre nosotros”.

El grupo liderado por Ricardo Iorio, Claudio “el Tano” Marciello, Bin Valencia y Beto Cerioti llega mañana a la tierra colorada. En la previa, el cantante dio una entrevista exclusiva a MisionesOnline donde definió a la banda y contó muchas cosas sobre Misiones y sus amigos.

Almafuerte se formó a comienzos de 1995 cuando el entonces bajista Ricardo Iorio (V8) disolvió Hermética y su nombre se debe a un homenaje del músico al poeta argentino Pedro Bonifacio Palacios, conocido como Almafuerte.

El primer disco fue “Mundo guanaco” (1995), le sucedieron, “Del entorno” (1996), “Almafuerte” (1998), “A fondo blanco” (1999), “Piedra libre” (2001), “Ultimando” (2003), “Toro y pampa” (2006) y “Trillando la fina” (2012).

Si bien se sabe que en cada presentación hay un listado de temas distinto cada velada, se descuenta que temas como “Toro y pampa”, “Sé vos”, “Trillando la fina”, “A vos amigo”, “Almafuerte”, “Muere monstruo muere”, “Convide rutero”, “Si me ves volver”, “Pensando en llegar”, “Mi credo”, “Desencuentro” y “Tu eres su seguridad” entre otros, no pueden faltar.

La charla telefónica se dio antes de la salida de los músicos hacia nuestra provincia, media hora de charla donde un fanático, que los vio en aquella presentación en el club Mitre, ahora tiene la posibilidad de una entrevista única.

El líder de Almafuerte, Ricardo Iorio valoró volver a tocar a la tierra colorada luego de 12 años, recordó que la última visita fue con la gira de “Ultimando”. Pero aclaró, que nunca dejó de visitar a sus amigos misioneros “siempre voy a Misiones, pero es bueno ir a hacer nuestras canciones”.

“Vamos a tocar, pero he ido muchas veces más a visitar a mis amigos, estamos muy contentos de ir a tocar, porque se habían postergado un par de shows con los que nos ilusionamos de ir. Pero ahora se da y vamos con todo” comentó Iorio al comenzar la charla recordando a sus amigos metaleros de Posadas, Oberá y Puerto Iguazú.

Sobre la banda, afirmó “sonamos mucho más nacional, más extremos y con mucha más química entre nosotros, congeniamos más entre nosotros hay más precisión. Además ya no me dedico al bajo, así que cantando me siento mucho mejor” definió al sonido de Almafuerte. Al ser consultado sobre si extraña tocar el bajo dijo “no para nada, además hay que darle lugar a que otros toquen, porque si uno quiere tocar y cantar, es como querer ser el dueño de la orquesta.

Comparó a Almafuerte con las anteriores bandas y dijo “la primera duro tres años, la otra cuatro y esta hace 20, así que esto es lo mejor. Lo mejor es lo que tenemos, el pasado ha fallecido”. Consideró al Tano, Bin Valencia, Caputo sus amigos y quienes le hacen seguir en el camino.

“La belleza nunca cambia en Misiones. Al estar más grandes mis amigos, antes eran niños ahora son profesionales y bueno contento de que todo esté bien y comiencen a observar su historia”

Sobre Misiones, valoró que se haga un proceso de recuperación de la historia y las tradiciones locales. “La veo hermosa como siempre, la belleza nunca cambia en Misiones. Al estar más grandes mis amigos, antes eran niños ahora son profesionales y bueno contento de que todo esté bien y comiencen a observar su historia”.

Él remarcó que canta “para no dejarnos avasallar y tratar de sentirnos orgullosos del suelo donde nos tocó nacer, porque tenemos con qué y de qué sentirnos orgullosos, por eso aquella canción de Ultimando (Ultranza) dice la generación que no hinche la labor de sus antepasados labra intento de suicidio”. Para él “una nación que maltrata a sus ancianos está matando al pasado y la nación que limita a los jóvenes está matando el futuro”.

Reconoció que el heavy metal nunca tuvo prensa pero “es la música con la que podemos ir a combatir a nuestros enemigos ancestrales” dijo en relación a la constante defensa que él hace de la identidad nacional y su lucha contra la invasión cultural que busca imponer modelos a través del bombardeo mediático y publicitario. Recordó que bandas que nunca tuvieron prensa siguen girando con músicos que tienen más de 70 años como Black Sabbatth o Motörhead.

Consideró que la música “es una herramienta para la reflexión, para la motivación y para poder expresar los afectos, que son junto al amor lo único que puede salvarnos”.

Remarcó que el amor le salvó, cuando enviudó, allí sus amigos y sus hijas le ayudaron a vivir. Ahora hace tres años que volvió a casarse y sigue en la ruta. “Uno se juega el pecho por lo que siente, es mejor morir en el intento de ser feliz que no intentarlo. Creo que el intento es lo que se rescata y es lo valioso”.

Consideró que la publicidad quita las posibilidades de sentir “las publicidades muestran que el que no puede tener un súper teléfono o no está en la red es un perdedor. Las publicidades lo muestran así e incitan a los jóvenes a comprar la última tecnología sabiendo que ellos no son quienes tienen el poder económico. Si vos le pedís a tu padre que te compre la última tecnología y no le da el bolsillo vos creés que es un perdedor, es el bombardeo que existe, para tratar de desculturizar. También está el que se aferra a eso porque se siente como protagonista y te dice tengo seis millones de amigos, de amigos no, tenés seis millones de pelotudos como vos que están metidos en eso. También está el que se escuda en el anonimato que da la red y tira pálidas, en vez de hacer, porque mejor que decir es hacer” remató siempre confrontando.

“Aprovecho la oportunidad de mandarle un saludo a Ramón Ayala que es un gran artista que tiene Misiones” dijo Iorio

Reconoció que sabe poco de la música misionera actual pero que conoce muchas canciones antiguas que hablan de la provincia de Misiones. “Cuando voy me encuentro con los amigos a las apuradas, pero conozco canciones que la describen de forma muy buena. Tiene algo muy particular Misiones con la belleza de su selva y paisajes y su gente”.

“Aprovecho la oportunidad de mandarle un saludo a Ramón Ayala que es un gran artista que tiene Misiones” dijo Iorio. Sobre el planteo de Ayala que siempre estuvo en contra del rock, por verlo como una invasión cultural dijo que tiene razón al luchar contra la invasión cultural.

Sin embargo remarcó que hay muchas bandas de rock que fusionan el folclore con el rock y afirmó “siempre nos dijeron que el rock es una invasión anglosajona. Pero con esa música se va al combate. Con esa música se pelea contra el enemigo. No con la tropical, la movida tropical que nos invadió es parte de la desculturización, por eso tenemos las maras encima”.

Afirmó que con el rock se puede combatir los atropellos culturales, valorizó el trabajo de Aonikenk (Neuquén), Cuchilla Grande (Uruguay) y muchas bandas argentinas vienen haciendo eso, “esa es la lucha, el combate, esa es la propuesta. Desde afuera se nos ve mucho más nacionales que lo que se nos ve de adentro, la gente escucha el metal pesado de Almafuerte en Noruega y se da cuenta que es de Argentina, porque le advierten un tango o un foclor y acá no lo vemos así”.

Espetó que muchos “artistas facilistas que dicen que hacen rock, no, no, no les digo que esos hacen el rock de Chuck Berry cambiándole las letras y hablando la misma estupidez. Lo nuestro es ultra nacional y trata de defender esos valores como vos lo dijiste. Me alegra que lo adviertas así”. Valoró que el metalero siempre entendió eso y por eso comprendió la música de forma diferente, a los que dicen que el folclore es música de viejos les planteó que “piense y reflexione que Larralde tiene quince años menos que Mick Jagger”.

“La onda es mirarlo todo con cariño y saber que la vida es una fiesta si uno hace lo que ama” comentó como filosofía de vida. Él que vive el “presente inmediato de la nación con sus caminos y sus paisajes, porque de eso estamos hechos” dijo como haciendo un roce en su tercer disco como solista “Atesorando en los cielos”, donde vuelve a insistir en esos valores de la amistad y el amor que tanto pregona.

Consideró que la violencia tiene tanta prensa y se habla de tantos femicidios o violencia hacia la mujer. “Al no tener informaciones del exterior, por eso la prensa muestra una mujer golpeada, chicos peleando o algún accidente. No tenemos informaciones del exterior porque estamos totalmente en nuestra nación ajenos y totalmente dispares de lo que el mundo muestra. Por eso se muestra a una chica golpeada, eso siempre sucedió y si escucha las canciones de antaño hoy estaría prohibido”.

“Yo considero que todo va a estar mejor y mi intención es observarlo y cantarlo. Yo considero que todo va para mejor siempre y todo va a salir mejor siempre, eso es lo que da esperanzas de levantarse cada día y no putearse frente al espejo, sino decir hoy es un nuevo día que me regala la vida y lo voy a aprovechar no sólo en pasarla bien, en la fiesta interminable. No, no, no sino ayudando al que necesita ya sea con una palabra, una mano, un abrazo, un gesto o un saludo de camino” planteó.

Para él no hay que incentivar a nadie, “el que viene, viene. Y el que se arrima vale más que cuatro mil que se acercan por una publicidad”. Sobre el recital indicó que “que nadie espere que rompamos records de ventas y se llene de gente. Somos muy consientes de lo que hacemos, con que vayan los metaleros reales de la provincia estamos contentos”. Ante la llegada de los metaleros de Paraguay indicó que “me parece muy bien porque saben que los quiero mucho a los paraguayos y en especial a los guaraníes”.

A Ricardo Iorio lo une una profunda amistad con Silvino Moreira cacique de Fortín de Mbororé

Recordó que él tiene una gran amistad con Silvino Moreira, cacique de Fortín de Mbororé. Con quien aprendió el idioma guaraní y la cultura, la historia de vida y además “soy medio padrino de sus hijos”. Aprovecho la oportunidad de “mandarle un gran saludo a Silvino”. Explicó que “siempre que puedo me acerco para allá, la gente me dice va a las Cataratas y les digo, no voy a Fortín de Mbororé” y dijo que si pudiese en su visita del domingo se pegaría una vuelta a ver a sus amigos.

Iorio es un rockero que vive en la ruta, amante del automóvil y de recorrer, viendo las inmensidades de la patria tierra adentro. Él con esta cualidad de observador las vuelca en letras punzantes que muchas veces parecen groseras o nocivas, pero siempre apostando a crear esa patria grande, ya que todos somos hijos de gringos o de las comunidades originarias.

Cerramos la entrevista hablando del país, de cómo lo ve, de la necesidad de creer que “siempre todo va a ser para mejor, si Dios quiere mejoraremos. Las cosas tienen que suceder para poder corregirlas, es sabido que tenemos unas fronteras muy débiles. Por eso hoy más que nunca debemos aferrarnos a la identidad. Ojo no al desprecio del que viene, porque ellos al igual a los inmigrantes que forjaron nuestra patria vienen buscando algo. Yo creo que es momento de que todos nos demos cuenta que está el Guaraní, está el gringo y todos debemos ir para adelante y trataremos de ser mejores y de querernos”.

Afirmó que “debemos saber que todos los hijos son mis hijos, yo hago míos a todos los hijos de los demás y me duele cuando alguien me dice que los hijos del otro no son iguales a los míos. Creo que los privilegiados deben ser ellos y ni siquiera deben estar en las publicidades, ellos solo deben jugar y estudiar. Las cosas se aprenden de chico”.

Al ser consultado porque decidió ser un decidor de realidades argentinas indicó que “nosotros hacemos esto sin pensarlo y queremos hacerlo hasta que aguanten las tripas. Yo de chico le cantaba a las gallinas y a los conejos, siempre fui rural y me crié en ese entorno” recordó Iorio. Y citando a Facundo Cabral “la vida es una fiesta si uno hace lo que ama”.

Se tomo un breve tiempo para hablar del documental “Relampago en la Oscuridad” del que participó y habla de la vida del Beto Zamarbide, recordó que en esos años que se formó V8 eran jóvenes había “mucha locura de los jóvenes pero era mucho más reprimida. Esa locura reprimida por otros se transforma en virtud. Mientras que la locura al pedo, la locura permitida arrastra a la ignorancia y la ignorancia no es otra cosa que la peste que al mundo afecta. Es lo más desgraciado la ignorancia”.

“A un tipo desinformado ni alcohol se le debería vender” dijo 

Planteó que “no estoy en desacuerdo con las drogas. Las drogas a los chicos no, a un tipo grande e informado sí, al hombre desinformado ni siquiera alcohol se le debería vender, porque te tira para ajoba. Para abajo. La onda es tratar de pensar que todo es para mejor, aunque pareciera que no”.

Cerramos la entrevista con un saludo de Ricardo para sus amigos de Oberá, de Iguazú y de Posadas que como él comenzaron de abajo tocando para dos o tres y “hoy son gerentes de hoteles o profesionales. Lo malo siempre es no querer llegar”.

Entrevista de @milciades1983 para MisionesOnline

Fuente: MisionesOnline